Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

confía en la juventud de la cantera perica

Los juveniles del formador David Gallego

Ha hecho debutar en liga a 15 jugadores de dicha edad en sus tres cursos al mando del Espanyol B

Carlos Fanlo
01/04/2019

 

Nada más y nada menos que a 15 futbolistas en edad juvenil ha dado la oportunidad de participar en competición liguera con el filial espanyoilsta David Gallego desde que se convirtió en entrenador del Espanyol B en la campaña 2016-17. El preparador blanquiazul hizo debutar en el torneo de la regularidad con el segundo equipo de la entidad a Edu Frías, Pedrosa, Víctor Gómez, Pol Lozano, Jordan, Enri, Bermejo y Puado durante su primer curso a cargo del equipo; tan solo dio la oportunidad a Iván Gil la pasada campaña, la del regreso a la categoría de bronce del fútbol español; y ésta ha vuelto a las andadas, mirando a un Juvenil A de mucha calidad y dando la oportunidad a Nil Jiménez, Genar Fornés, Guillem Corominas, Nico Melamed, Pau Martínez y Jofre Carreras. El de Súria supera a su antecesor en el cargo, Lluís Planagumà, que en los dos cursos que estuvo en el banquillo del Espanyol B dio la alternativa a ocho jugadores en edad juvenil: Marc Roca, Iago Indias, Aarón Martín, Álex López y Pol Lirola en su primera temporada al frente del equipo, y a Lluís López, Rubén Ualoloca y Pipa en la segunda y definitiva.

David Gallego, un enamorado de la cantera y de la formación, vuelve a abrir las puertas de par en par a los chavales que vienen empujando desde el Juvenil A. Tras una temporada en la que se centró en devolver al equipo a Segunda B con la plantilla que tenía y en la que había dos juveniles avanzados a su edad que demostraron y siguen demostrando su nivel y crecimiento días tras día como Víctor Gómez y Pol Lozano, de nuevo piensa en el futuro. El técnico perico sabe que en un filial no tiene ningún tipo de lógica mirar el DNI y no tiene miedo a dar la oportunidad a los más jóvenes, los cuáles están mirando por el retrovisor a jugadores con mayor experiencia e incluso a refuerzos llegados este pasado mercado estival.

De los jugadores a los que Gallego ha permitido debutar con el Espanyol B en liga, Nil Jiménez y Nico Melamed son los que más minutos están teniendo -982 y 369, respectivamente-. Pau Martínez, el último descubrimiento, aparece en los últimas jornadas como un interesante revulsivo para reactivar en ataque al filial; ha saltado al campo desde el banquillo en busca de ello en cuatro de las últimas cinco jornadas.
A diferencia del curso del debut de Gallego en el filial, donde solo Pipa y Bermejo se asentaron en el once -Puado estaba destinado a ello pero sufrió una grave lesión a inicios de campaña que le mantuvo alejado de los terrenos de juego prácticamente toda la campaña-, los juveniles están apareciendo a lo largo del curso. En la 2016-17, Edu Frías, Pol Lozano, Jordan y Enri gozaron de minutos solo al final.

Irrupciones interesantes
En los últimos años, muchos de los juveniles que han debutado antes de hora en el filial han acabado dando el salto al primer equipo. En la campaña 2012-13 fue el turno de Rubén Duarte, Joan Jordán y Mamadou Sylla, aunque éste último apenas tuvo minutos. Tras un curso en que los futbolistas en edad juvenil que debutaron no gozaron de ocasiones con los ‘mayores’ -Koke, Jaffar y Traoré-, la temporada siguiente irrumpió con fuerza Marc Roca y tuvieron sus primeros escarceos con el filial Aarón y Álex López. En la 2015-16, le tocó Lluís López y Pipa, siendo el primero un fijo para Planagumà en el eje de la zaga.

Los más perjudicados
Cuando un futbolista tira la puerta abajo, hay otros que sufren la consecuencias. Es algo inevitable en todos los equipos, y el Espanyol B no se escapa de ello. Esta campaña los dos jugadores que han aparecido como una sorpresa positiva y están ofreciendo un nivel muy alto, Nil Jiménez y Nico Melamed, ocupan el lateral zurdo y la zona de la mediapunta, respectivamente. El primero de ellos dio el salto debido a un cúmulo de circunstancias como el ascenso de Pedrosa y la baja de Carles Soria, pasando por delante de un Erik Sarmiento que no está al nivel esperado. Mientras, los damnificados por la llegada de Melamed son jugadores como Alberto, Brugué o Max Marcet, que han bajado mucho su participación en el equipo desde que el juvenil dio un golpe sobre la mesa y dijo: ‘aquí estoy’.

A los debutantes en competición liguera de este curso hay que sumarles a los que han podido jugar con el filial en Copa Catalunya. Sergi Benítez, Óscar Coll y Dani Villahermosa completan la nómina de jugadores en edad juvenil a los que David Gallego ha dado la oportunidad esta temporada en el Espanyol B. Hacen falta jugadores con calidad y descaro, pero también preparadores que apuesten por ellos. Y David Gallego está demostrando ser un ejemplo en esta cuestión.

Última hora
Galerías de fotos
29º APLEC DE PENYES
Encuesta del 15/11/2019

¿Cree que las decisiones del VAR están siendo justas con el Espanyol?

9%
88.5%
2.6%