Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ser cedido, regresar al filial y triunfar

Jutglà supera una prueba al alcance de muy pocos

Fue fichado el pasado curso del Juvenil A che, se marchó a préstamo y ahora es un fijo para Gay

C. Fanlo @Fanlillo
07/04/2020

 

Tienen Ferran Brugué, Guillem Corominas, Aokay Zhang, Genar Fornés y Óscar Gómez, los cedidos este curso del Espanyol B, un ejemplo a seguir en Ferran Jutglà. El atacante, uno de los goleadores del equipo con siete dianas -las mismas que Nico Melamed y solo superadas por las 13 de Moha-, estuvo a préstamo en el Sant Andreu la pasada campaña y este curso es un fijo para el míster del filial, José Aurelio Gay. Algo fuera de lo normal, ya que muy pocos jugadores menores de 23 años que han sido cedidos a lo largo de la historia del filial blanquiazul han conseguido regresar. Y los que lo han hecho han acabado en el primer equipo.

Jutglà, que ha ido de menos a más esta campaña, suma 24 partidos este curso, 17 de ellos como titular, aunque no fue hasta la jornada 11 que empezó a contar de manera regular para el preparador espanyolista. Desde entonces apenas se ha movido del once, ya sea para actuar en el flanco derecho del ataque o en la posición de ariete cuando no está Kevin Soni. Incluso en alguna ocasión ha jugado en la mediapunta. Su buena campaña a préstamo en el Sant Andreu, donde anotó siete dianas, sumado a una pretemporada en la que convenció a José Aurelio Gay, le han dado una oportunidad que sin duda está aprovechando. Esta es la temporada de su estreno en el Espanyol B, ya que tras ser fichado del Juvenil A del Valencia la pasada campaña -se marchó al fútbol base che tras formarse en la cantera perica- fue cedido de inmediato, pero no por ello deja de ser llamativo su caso. El último parecido es el de Ernesto Galán, refuerzo para el filial procedente del Lleida en el curso 2009-10, pero nada más convertirse en perico se marchó a préstamo al Girona. La diferencia con Jutglà es que el defensor, en su regreso al Espanyol, pasó a formar parte del primer equipo.

Un paso intermedio
También en dicha campaña se marchó cedido David López para regresar al filial tras un préstamo en el Terrassa. El de Sant Cugat, el último caso en volver a jugar con el Espanyol B tras una cesión junto a Óscar Sielva -que se marchó cedido al Cartagena el mismo curso pero volvió a mitad de este-, encadenó dos préstamos más en la 2011-12 y en la campaña siguiente a Leganés y Huesca, respectivamente, antes de dar el salto al primer equipo.

Pero si sales cedido del filial es, generalmente, para no volver o hacerlo directamente al primer equipo. El último caso es el de Mamadou Sylla, que en el mercado invernal de la 2014-15 salió a préstamo al Racing de Santander para incorporarse a la disciplina de la plantilla profesional el siguiente curso.

Jugadores como Kiko Casilla, Gorka Iraizoz y Moisés Hurtado también se marcharon a préstamo tras jugar en el filial previo paso al primer equipo. En el caso del meta d’Alcover estuvo hasta tres cursos cedido.

Última hora
Galerías de fotos
COPA DEL REY DEL 2000
Encuesta del 29/05/2020

¿Qué le parecen las medidas que ha anunciando el club para compensar a los socios y abonados por la crisis del Covid-19?

81.9%
5.4%
12.7%