Error 8: Constant SERVER_ESTATICOS already defined
¿Qué pasa cuando no haces bien tu trabajo? - Diario La Grada

OPINIÓN DE RAQUEL MATEOS

¿Qué pasa cuando no haces bien tu trabajo?

"Si te suben la ficha por rendir mucho y bien, debería existir un mecanismo para bajártela cuando ya no es así"

Raquel Mateos

Vaya. Se comenta que Hernán Pérez ha dejado claro que no se lo pondrá fácil al club para facilitar su salida. ¡Ay, Hernán! Es bien cierto aquello de que el fútbol no tiene memoria ni justicia. El internacional paraguayo llegó diciendo que esperaba aportar lo mejor de él y resulta que por el camino se ha ido diluyendo. Quizás porque se ha estancado en su progresión, o quizás porque no tiene la confianza del míster. En cualquier caso, recordemos que también se quedó a gusto con aquellas declaraciones de menos silbar y más animar. ¡Ay, Hernán! Por sus obras los conoceréis...
Esta semana no hay liga, así que el mercado de fichajes centra nuestra atención. El caso de Hernán nos ha de servir para reflexionar sobre una cuestión clave que lastra ahora mismo el techo económico del club: los sueldos. O sueldazos. Le deseo lo mejor al paraguayo, pero si te suben la ficha por rendir mucho y bien, debería existir un mecanismo para bajártela cuando ya no es así. De este modo, el compromiso y rendimiento de un futbolista tendría un aliciente competitivo mayor y todos saldríamos beneficiados. El jugador ha de cumplir con su trabajo. Lo que no puede hacer es colgarse de la parra y luego venir con exigencias. A mi no me lo permiten en mi trabajo, ¿y a vosotros?


No hay partido esta semana, pero sí habrá solidaridad. Los jugadores estarán a disposición de los socios en la tradicional firma de autógrafos de Navidad. ¡Y ya van siete ediciones! Allí estarán, cara a cara con el socio, que a buen seguro le hará llegar su opinión y preocupación por el devenir de esta temporada. ¿Estará Hernán? Seguramente los niños serán los protagonistas, los más ilusionados, ajenos a las cábalas de los mayores.


Os deseo a todos un feliz 2018. No renunciemos a nada: ni al elogio ni a la crítica constructiva. Nos merecemos mucho más.

Outbrain