Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

sentimiento blanquiazul

Una vida entera ligada al Espanyol

Sergio González es uno de los pocos privilegiados que ha llegado a ser jugador y entrenador perico

Víctor Melero
06/05/2017

 

Con motivo del encuentro que disputarán en Riazor el Deportivo de la Coruña y el Espanyol, queremos recordar en esta sección a un jugador que pasó por ambos equipos teniendo un especial protagonismo en el conjunto perico, donde estuvo tanto de jugador como de entrenador.

Estamos hablando de Sergio González (1976, L’Hospitalet), un exfutbolista blanquiazul que se caracterizaba por su buena capacidad técnica y física y por tener un extraordinario golpeo de balón.

Sus inicios

Sergio comenzó su etapa como jugador en el Mercat Nou de Magoria para posteriormente fichar con 18 años por el L’Hospitalet. Su buen hacer en el conjunto hospitalense le sirvió para ser traspasado al Espanyol, donde pasó a formar parte del filial perico y de la famosa quinta de la Intertoto, nombre con el que se conocía a un grupo de jóvenes futbolistas pericos como el propio Sergio, Capdevila, Macanás o Morales que hicieron historia en verano del 1998 llegando hasta la final de la Copa Intertoto y dejando un grato recuerdo entre los aficionados pericos.

Llegada al primer equipo

En la temporada 97-98 pasó a formar parte del primer equipo perico con José Antonio Camacho de entrenador, aunque tan solo disputó seis partidos de Liga. Esa campaña, el Espanyol la terminó en décima posición a 6 puntos de la zona Uefa. No obstante, no fue hasta la siguiente temporada, con Bielsa y Brindisi como entrenador, cuando Sergio alcanzó un mayor protagonismo disputando 34 partidos de Liga y contribuyendo a que el cuadro perico terminara en una buena séptima posición, a tan solo dos puntos de las posiciones que daban derechos a jugar la Uefa.

La campaña 99-00 se convertiría seguramente en la mejor que vivió Sergio como blanquiazul. En Liga sí que es verdad que el Espanyol terminó en una mediocre decimocuarta posición, pero en Copa del Rey, el cuadro entrenado por Paco Flores acabaría alzándose con el título en una final disputada en Valencia en la que el conjunto catalán se impuso 2-1 al Atlético de Madrid. Sergio se acabaría convirtiéndose en protagonista de ese encuentro tras marcar el segundo gol perico desde fuera del área.

En la Supercopa de España disputada esa misma temporada, el Espanyol, tras empatar a cero en el partido de ida en casa ante el Deportivo de la Coruña, cayó derrotado en la vuelta por 2-0, con lo que el conjunto catalán se acabaría quedando sin título. El centrocampista acabaría disputando los 180 minutos de la eliminatoria.

En su última temporada en el Espanyol como futbolista, la 00-01, Sergio acabaría siendo un fijo en el once de Paco Flores y contribuyendo a que los pericos terminaran en una correcta novena posición en la competición doméstica. Además disputó la Copa de la Uefa como perico llegando hasta los dieciseisavos de final, donde cayó por un balance de 2-0 ante el Porto.

Tras finalizar esa campaña, la entidad blanquiazul no pudo desestimar un jugosa oferta de 17 millones de euros del Deportivo de la Coruña para hacerse con los servicios de Sergio, con lo que el cuadro perico, que vivía en aquella época una grave crisis económica, se acabó quedando sin una de sus piezas más importantes.

Después de pasar varias temporadas en el conjunto gallego, acabo retirándose en el Levante.

Etapa como técnico

A inicios del 2014, Sergio se hizo cargo del Espanyol B, con el que después de realizar una segunda vuelta extraordinaria lo acabó situando en octava posición al final de la liga en Segunda B. Una vez terminada esa campaña, tanto el Espanyol como Javier Aguirre, que fue entrenador del primer equipo esa temporada, decidieron un cambio de aires del preparador mexicano. En este sentido, el propio club decidió apostar por Sergio como técnico del Espanyol en Primera División.

El riberense, pese a las críticas que recibió por parte de algunos sectores del espanyolismo, cogió al conjunto perico en la temporada 2014-15 y lo clasificó en décima posición, teniendo opciones de disputar competición europea hasta la última jornada.

No obstante, en la siguiente campaña, las cosas no acabaron de salir como se esperaban y tras la derrota en Vigo por 1-0, jugando toda la segunda parte con un jugador más, el club perico decidió prescindir de los servicios del entrenador catalán y apostó por el rumano Constantin Galca.

Sin duda, un triste final para una persona muy ligada desde siempre al espanyolismo y que llegó a ser un auténtico referente para los aficionados pericos.

Última hora
Galerías de fotos
PRIMER ENTRENAMIENTO PRETEMPORADA 2018-19
Encuesta del 13/07/2018

¿Qué le parecen las nuevas equipaciones?

82.8%
3.4%
13.8%