Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

ídolo blanquiazul

Toni, un portero que dejó huella en el Espanyol

Fue el guardameta menos goleado de Primera (97-98) y de Segunda (93-94), ambas como perico

Víctor Melero
27/03/2017

 

Con motivo del parón de Liga por compromisos internacionales, queremos recordar en esta sección a un jugador que pasó por el Espanyol y que tuvo mucho protagonismo tanto en el club perico como en la selección española, donde disputó un total de once encuentros.

Estamos hablando de Toni Jiménez Sistachs (La Garriga, Barcelona, 1970), portero que estuvo un total de 8 temporadas en el conjunto espanyolista y que se caracterizó por su gran calidad bajo palos y por su enorme profesionalidad.

Sus inicios

Toni se inició futbolísticamente en la cantera del Barcelona pero fue en su paso en el Figueres, que por aquel entonces jugaba en Segunda División, cuando realmente cogió un peso importante en un equipo. Su buen hacer en el conjunto gerundense le permitió disputar con el combinado nacional los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, con la que acabaría consiguiendo el oro tras vencer en la final a Polonia por 3-2. En esa selección había jugadores del nivel de Kiko o Guardiola y Toni acabaría ganándose un puesto en el once titular en detrimento de Santi Cañizares.

Tras su paso por el Figueres fichó por el Rayo Vallecano de por aquel entonces José Antonio Camacho, quien le acabaría llevando al Espanyol, club en el que estuvo prácticamente durante toda su etapa como futbolista profesional.

Etapa como perico

Su primera temporada con el Espanyol, con Camacho de entrenador, fue la 93-94, cuando el cuadro perico estaba en Segunda División y tenía el imperioso objetivo de volver a la máxima categoría del fútbol español. Esa campaña sería de doble alegría para el guardameta catalán ya que el equipo espanyolista acabó ascendiendo a Primera tras terminar la Liga en primera posición con 52 puntos y además ganó el premio Zamora después de encajar únicamente 25 goles en 38 partidos.

En la 94-95, ya en Primera, el Espanyol de Camacho realizó una magnífica temporada terminando sexto en la clasificación pero no se acabó clasificando para competición europea. No como el caso de la siguiente campaña, cuando el conjunto perico terminó cuarto con 73 puntos clasificándose para la Copa de la Uefa. Además, en Copa del Rey llegó hasta semifinales, cuando fue apeado por el Barcelona por un global de 4 a 2. La 96-97, a diferencia de las dos anteriores campañas, fue una temporada más irregular. El Espanyol terminó 12º en la tabla y llegó a tener tres entrenadores, José Ródenas, Vicente Miera y Paco Flores. No obstante en competición europea, el cuadro perico llegaría hasta los dieciseisavos de final cuando cayó eliminado por el Feyenood de Rotterdam por un balance de 3 a 1.

En la siguiente temporada, a nivel colectivo el Espanyol terminó en una discreta 12ª posición, alejado de las plazas europeas, pero a nivel individual Toni fue galardonado con el premio Zamora de Primera División, después de encajar únicamente 31 goles en 37 partidos de Liga.

En su última campaña como perico de su primera etapa, el Espanyol acabaría clasificándose para la Copa Intertoto después de terminar séptimo en Liga.

Final Copa del 2000

Después de dejar el cuadro catalán, Toni Jiménez fichó por el Atlético de Madrid en la 99-00. Esa campaña será recordada por el cancerbero por el descenso como jugador colchonero a Segunda División así como también por la final de Copa del Rey de Valencia que enfrentó al Espanyol ante el Atlético de Toni. En este sentido, el portero tuvo un papel muy protagonista en la final ya que en el primer gol perico, obra de Tamudo, el guardameta jugó un papel fundamental al hacer botar el balón dentro de su propia área, lo que aprovechó el delantero perico para adelantar al conjunto catalán en esa histórica final.

Tras su paso por el conjunto colchonero y por el Elche, Toni regresó al Espanyol en el mercado de invierno del 2003, cuando el cuadro perico estaba dirigido por Javier Clemente. En esa media temporada fue un fijo en el once, jugando 20 partidos de Liga y relegando al banquillo a Argensó. El Espanyol acabaría 17º con 43 puntos, siete puntos por encima del descenso.

Finalmente, en la 03-04, su última como portero blanquiazul, Toni se vio relegado al banquillo en detrimento del belga Erwin Lemmens. Esa campaña, sin duda, sería la más agónica como perico, ya que el Espanyol se acabaría salvando en la última jornada de Liga después de vencer al Murcia por 2-0.

Tras su retirada

Después de finalizar esa temporada, Toni acabó colgando las botas del fútbol profesional. Actualmente es el entrenador de porteros del Tottenham de Pochettino como lo fue también del Southampton. Además, pasó por la dirección deportiva del Espanyol y por el banquillo perico, donde fue segundo entrenador del primer equipo blanquiazul.

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-BARCELONA (1-0) Copa del Rey
Encuesta del 19/01/2018

¿Confía en que el equipo logre el pase a semifinales de Copa del Rey?

44%
12%
44%