Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

una pesadilla para las defensas rivales

Pineda, un delantero de raza para los pericos

VÍCTOR MELERO BARCELONA
18/03/2017

 

Con motivo del encuentro que disputarán el Eibar y el Espanyol en Ipurua queremos recordar en esta sección a un jugador que tuvo un papel fundamental en el cuadro perico durante los años 80. Estamos hablando de Michel Pineda (Gien, Francia, 1964) jugador que solía ocupar la posición de delantero y que tuvo en su etapa como perico un vínculo con el conjunto armero.

En este sentido, hay que remontarse a la temporada 89-90, concretamente en mayo, cuando el Eibar visitó por primera vez el feudo perico en Segunda División. Era un choque en el que, por un lado, al Espanyol le convenía perder para evitar a un rival más fuerte en la promoción de ascenso a Primera y por otro el Eibar tenía que ganar para evitar el descenso de categoría. El encuentro terminó 2-3 a favor del cuadro vasco y los dos tantos del conjunto espanyolista fueron obra del propio Pineda.

Pineda era un jugador de pura raza, con un buen instinto para marcar gol, un auténtico incordio para las defensas rival. Además fue muy querido por el aficionado perico por su entrega dentro del campo.

Sus inicios futbolísticos

Debutó en el fútbol profesional en el Auxerre francés con tan solo 18 años de edad de la mano de Guy Roux, mítico entrenador francés. Su buen hacer en el cuadro francés y el hecho de ser un jugador con una buena proyección despertó el interés de varios equipos europeos, entre ellos el Espanyol de Azkargorta. Precisamente el míster perico fue el máximo valedor de su fichaje.

En la temporada 84-85, con el técnico vasco en el banquillo perico, Pineda hizo su debut en un partido en Sarrià ante el Athletic Club de Bilbao. El Espanyol venía de una dinámica de resultados pero apareció el delantero hispano-francés para marcar el gol de la victoria ante los bilbaínos (1-0).

A partir de ahí, Pineda fue haciéndose un hueco en el once titular llegando a disputar 27 partidos como titular y marcando nada más y nada menos que 14 goles, su mejor marca goleadora como perico. El Espanyol esa campaña terminó con 34 puntos en octava posición, empatado con Osasuna que acabaría a ocupando plaza europea.

Después de una temporada 85-86 discreta tanto a nivel colectivo –el Espanyol terminó undécimo- y a nivel individual –marcó solo 6 goles-, en la 86-87 recuperó el protagonismo que había tenido en su primera temporada como perico, en esta ocasión a los mandos de Javier Clemente.

Con el técnico de Barakaldo, el Espanyol terminó en una meritoria tercera posición, lo que le permitió disputar la temporada siguiente la Copa de la Uefa. En esa extraordinaria clasificación liguera, Pineda tuvo un papel fundamental al marcar 13 goles y jugando 31 como titular.

A las puertas de la gloria

En la 87-88, el Espanyol tuvo dos caras bien diferenciadas. Por una parte, en Liga donde el cuadro catalán acabó decimoquinto a solo dos puntos de la promoción y por otra, en Copa de la Uefa, donde los pericos llegaron hasta la final eliminando a equipos del nivel del Milán, Inter o Borussia Monchengladbach. En esa histórica final recordada por todos los pericos, el cuadro catalán sucumbió en la tanda de penaltis ante el Bayer Leverkusen después de vencer 3-0 en Sarrià y de caer por el mismo resultado en Alemania. Sin duda, el hecho de caer derrotado de esa forma cruel fue un duro golpe para todo el espanyolismo como también para el propio Pineda.

La siguiente temporada vino marcada por las importantes bajas que sufrió el Espanyol. Jugadores que habían tenido un peso importante en el equipo como Valverde, Zuñiga, Lauridsen, Soler, Losada o Job cambiaron de aires y jugadores como Iñaki, N’kono o el propio Pineda decidieron continuar en el equipo.

Esa campaña el Espanyol, teniendo al hispano-francés como uno de sus principales referentes ofensivos, no pudo evitar la promoción tras acabar en decimoséptima posición a final de temporada. En esa eliminatoria para mantener la categoría, venció en el partido de ida por 1-0 al Mallorca en Sarrià, pero en el partido de vuelta en el Sitjar, el cuadro perico perdió por 2-0, lo que provocó el descenso a Segunda División.

La campaña en Segunda -su última como perico- no fue para nada sencilla. Tras empezar el curso con Benito Joanet de entrenador, el club decidió apostar por Juan José Díaz. Gracias a la aportación del técnico manchego, el Espanyol terminó quinto en Liga y pudo disputar la promoción para volver a la máxima categoría del fútbol español, eliminatoria que acabaría ganando en los penaltis al Málaga. Pineda en esa campaña marcó 6 goles teniendo un peso bastante relevante en ataque. 2

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-GETAFE (1-0)
Encuesta del 08/12/2017

¿Ha perdido la confianza en Quique Sánchez Flores?

58.2%
34.2%
7.6%