Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

CENTRAL SOBRIO

Herrera, un muro para la defensa periquita

Estuvo tres temporadas en el Espanyol, donde fue prácticamente un fijo en el once titular

VÍCTOR MELERO
15/03/2017

 

Con motivo del encuentro que disputarán en el RCD Stadium Espanyol y Las Palmas queremos escribir en esta sección sobre un jugador que pasó por ambos equipos teniendo un peso importante en el conjunto perico.

Estamos hablando de Sebastián Herrera (Copenhague, 1969), un futbolista que se caracterizaba por ser un defensor corpulento, sobrio, contundente. Un auténtico seguro de vida para la defensa de los equipos por los que pasó.

Surgido en la cantera del Fútbol Club Barcelona, pasó por el filial barcelonista y posteriormente por el primer equipo azulgrana. Su poca participación en el cuadro barcelonista provocó que tuviera que irse cedido a varios equipos de la Primera División como el Mallorca, Burgos y Lleida. Con los tres conjuntos acabó descendiendo a Segunda División.

Llegada al Espanyol

Tras las continuas cesiones que tuvo en varios conjuntos de la máxima categoría del fútbol español, Herrera decidió apostar por el cuadro perico. “El Espanyol era y es un equipo muy apetecible. No dudé en fichar”, asegura Herrera. Durante las tres temporadas que estuvo de blanquiazul fue titular indiscutible en la zaga perica, disputando más de 30 partidos de Liga por temporada y teniendo como pareja de baile al central argentino Mauricio Pochettino.

En su primera temporada como perico, la 94-95, el cuadro espanyolista, con José Antonio Camacho como entrenador, quedó sexto de la clasificación con 43 puntos, empatado con el Sevilla pero quedando apeado de las competiciones europeas por el ‘goal average’. En esa notable campaña del Espanyol, Sebastián herrera disputó un total de 36 partidos de Liga, teniendo un protagonismo importante a nivel defensivo.

En la siguiente campaña, el Espanyol volvió a tener un rendimiento excelente, clasificándose en cuarta posición y obteniendo una plaza para la Copa de la Uefa. Esa temporada no fue solo positiva por su rendimiento en el campeonato doméstico sino que en Copa del Rey el Espanyol llegó hasta semifinales después de 19 campañas sin conseguirlo. Los pericos no pudieron llegar a la final tras caer apeados en la penúltima ronda ante el rival ciudadano, el Barcelona.

La campaña 96-97, la última como futbolista perico, vino marcada por la irregularidad del conjunto catalán como lo demuestra el hecho que llegó a tener hasta tres entrenadores a lo largo del curso –José Ródenas, Vicente Miera y Paco Flores. El Espanyol terminó decimosegundo en Liga y Herrera disputó un total de 34 partidos siendo titular en la mayoría de ellos.

De toda su etapa como jugador perico, Herrera destaca su única participación europea como perico. “La Copa de la Uefa que jugamos en mi última temporada en el Espanyol fue, sin duda, mi mejor recuerdo pese a que caímos en dieciseisavos de final ante el Feyenoord”, comenta el exfutbolista a La Grada.

Su marcha

Herrera tenía tres temporadas más de contrato con el Espanyol, pero por motivos estrictamente personales decidió fichar por Las Palmas. “Creo que fue un error irme del Espanyol ya que si me hubiese quedado hubiese rendido a un mejor nivel. Si pudiese dar marcha atrás lo haría”, confiesa Herrera.

Tras dos años en Las Palmas, fichó por el Logroñés para posteriormente pasar por el Farense portugués el Gavá y el Santboià, conjunto en el que se retiró.

A Sebastián Herrera le hubiera gustado que la Federación Catalana de Fútbol hubiera tenido algún tipo de reconocimiento por su trayectoria a nivel del fútbol catalán. “Junto con Javi García y Urbano, soy uno de los pocos futbolistas que ha jugado en Primera División en tres equipos catalanes distintos, el Barcelona, el Espanyol y el Lleida, pero aún sigo esperando algún tipo de reconocimiento”.

Su etapa como entrenador

Tras dejar la práctica como futbolista, Sebastián Herrera decidió pasar a ser entrenador. En primer lugar, pasó por las categorías inferiores del Gavà y del L’Hospitalet para posteriormente pasar a dirigir el juvenil B del Espanyol durante dos temporadas –la 12-13 y la 13-14-.

Su única experiencia a nivel amateur, como técnico la empezó esta campaña en el Rayo Cantabria de Tercera División cántabra, pero los malos resultados precipitaron su cese en ese conjunto.

Herrera también quiso pedir un deseo de cara al futuro. “Ojalá pueda entrenar al Espanyol algún día, sería un sueño para mi”.

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-BARCELONA (1-0) Copa del Rey
Encuesta del 19/01/2018

¿Confía en que el equipo logre el pase a semifinales de Copa del Rey?

44%
12%
44%