Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

le tocó vivir dos descensos a segunda división

un delantero goleador para una época difícil

VÍCTOR MELERO BARCELONA
25/04/2017

 

Con motivo del partido que enfrentará al Espanyol y al Sporting en el Estadio de El Molinón, fundamental para el conjunto perico para sus aspiraciones de pelear hasta el final por competición europea, queremos recordar en esta sección a un jugador que pasó por ambos conjuntos, teniendo un protagonismo creciente sobre todo en el conjunto perico.

Estamos hablando de Xavier Escaich (Barcelona,1968), un ariete con gran olfato de gol que estuvo un total de cinco temporadas como espanyolista y que se erigió como una de las principales referencias del Espanyol a finales de los años 80 y principios de los 90.

Llegada al Espanyol

Escaich dio sus primeros pasos como futbolista profesional en Segunda B en las filas del Nàstic de Tarragona, donde consiguió en la temporada 87-88 ser el máximo goleador de la categoría de bronce del fútbol español. Precisamente, este gran rendimiento del jugador no pasó desapercibido para el conjunto blanquiazul, que acabaría firmando al futbolista de cara a la siguiente campaña.

La temporada 88-89, con tan solo 19 años, Escaich la inició en el C.E L’Hospitalet, que por aquel entonces era el filial perico. En tres meses de competición marcó nueve goles lo que motivó que rápidamente subiera al primer equipo.

Esa primera campaña en el Espanyol fue, sin duda, muy tormentosa para los intereses pericos. El cuadro catalán llegó a tener hasta cuatro entrenadores -Clemente, Mauri, Longui y De Andoin- y terminó la Liga en decimoséptima posición, lo que le obligó a disputar la promoción de permanencia en Primera ante el Mallorca. Después de un partido de ida en Sarrià donde los pericos vencieron por 1-0, en la vuelta en Mallorca sucumbieron por 2-0 y certificaron su descenso de categoría en una aciaga temporada.

A nivel invidividual, Escaich en 16 partidos de Liga anotó un total de tres goles, teniendo un protagonismo cada vez mayor junto con futbolistas de la talla de Michel Pineda.

En su segunda temporada como perico, la 89-90, el Espanyol terminó en quinta posición en Segunda, lo que le dio derecho a disputar un promoción de ascenso ante el Málaga. Después de un partido de ida donde el Espanyol se impuso en su feudo por 1-0, en la vuelta el conjunto malacitano respondió con el mismo resultado, con lo que la eliminatoria tuvo que decidirse en la tanda de penaltis. Por suerte para el conjunto blanquiazul acabó venciendo y ascendiendo una temporada más tarde a Primera. Escaich acabaría contribuyendo con cuatro goles en 21 partidos de Liga como perico.

Gran capacidad goleadora

Tanto en la 90-91 como en la 91-92, el Espanyol terminaría en una gris decimosexta posición, lejos del nivel que se le presume a un conjunto histórico como el perico. En ambas campañas terminaría tan solo a 1 punto de la promoción de permanencia, eso sí, Escaich, pese a la mala dinámica que llevaba el Espanyol, fue teniendo un rendimiento creciente tanto a nivel de participaciones como de goles. De hecho, en la 91-92 ayudó decisivamente a mantener la categoría después de anotar 10 goles en Liga y convirtiéndose en el máximo goleador perico.

Triste final

Finalmente, su última temporada como espanyolista acabó teniendo un desenlace muy negativo. El Espanyol terminó la Liga en decimooctava posición, pese a los 12 goles de Escaich, con lo que tuvo que disputar otra vez la promoción de permanencia, esta vez ante el Racing de Santander. En la ida ganaron los cántabros en Barcelona por 0-1 y en la vuelta el empate a cero hizo que el cuadro catalán volviera a descender a Segunda.

Tras el triste descenso en Santander, donde el Espanyol parecía vivir en una época sin rumbo, navegando por el fútbol profesional con más pena que gloria, el futbolista barcelonés decidió cambiar de aires y pasó por equipos a nivel español como el Sporting de Gijón, el Fútbol Club Barcelona, el Albacete y el Murcia, conjunto en el que se retiró a los 30 años de edad.

Queríamos recordar a un jugador que pese a rendir a un buen nivel le tocó vivir una época muy compleja en el Espanyol, donde el denominador común fue la inestabilidad a nivel deportivo, al tener que sufrir dos descensos de categoría y vivir en dos campañas más en el alambre. 2

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-VILLARREAL (1-1)
Encuesta del 21/04/2018

¿Tras la destitución de Quique Sánchez Flores, irá al RCDE Stadium el próximo sábado frente a la UD Las Palmas?

80.6%
14.3%
5.1%