Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

Un auténtico incordio para las defensas rivales

benítez, un dolor de muelas en ataque

VÍCTOR MELERO BARCELONA
22/04/2017

 

Con motivo del encuentro que disputarán en el RCD Stadium el Espanyol y el Atlético de Madrid queremos recordar en esta sección a un jugador que dejó un grato recuerdo entre los aficionados pericos.

Estamos hablando de Miguel Ángel Benítez (Santísima Trinidad, Paraguay, 1970), un futbolista que estuvo un total de siete temporadas en el Espanyol y que solía ocupar la posición de mediapunta o de punta en ataque. Se caracterizaba por ser un jugador rápido, desequilibrante y con un muy buen golpeo de balón.

Tras pasar por varios conjuntos modestos de su Paraguay natal, Benítez dio el salto a Europa donde fue fichado por el Atlético de Madrid. En el conjunto madrileño apenas pudo disputar 10 partidos en Primera División con lo que ante la falta de minutos fue cedido al Mérida, que por aquel entonces militaba en Segunda. Su buen hacer en ese conjunto extremeño le valió para llamar la atención del Espanyol y de su técnico José Antonio Camacho. De hecho, el conjunto catalán acabaría firmando al guaraní, que se comprometería por cinco temporadas con los pericos.

Etapa perica

En su primera temporada como espanyolista, la 95-96, Benítez vivió su mejor campaña en el club tanto a nivel colectivo como individual. El Espanyol, con Camacho de entrenador, terminó en cuarta posición en Liga, lo que le permitiría la temporada siguiente disputar competición europea, concretamente la Copa de la Uefa. Además, Benítez disputó nada más y nada menos que 36 partidos de Liga, 35 como titular.

En la siguiente campaña, el Espanyol, con Carcelén, Miera y Paco Flores como entrenadores, terminó en una tranquila duodécima posición, lejos de Europa y a siete puntos del descenso. Benitez perdió un poco de protagonismo respecto la temporada anterior aunque llegó a disputar 26 partidos de Liga.

En Copa de la Uefa, por su parte, el Espanyol de Benítez esa temporada llegó hasta los dieciseisavos de final, ronda en la que cayó eliminado por el Feyenoord de Rotterdam por un balance de 1-3.

En la tercera temporada en el conjunto blanquiazul, el Espanyol terminó en décima posición con Camacho de entrenador. Quedó relativamente cerca de Europa –a seis puntos- y lejos de la zona de descenso, a 11. Benítez no fue tan indispensable como en las temporadas anteriores llegando a disputar 22 partidos de Liga.

La 98-99 fue, sin duda, su última buena temporada en el conjunto perico. El Espanyol terminó en una notable séptima posición con 61 puntos, lo que le permitió clasificarse para la Copa Intertoto, competición que permitía –en caso de ganarla- pasar a disputar la Copa de la Uefa. Benítez acabaría marcando siete goles en los 32 partidos de Liga que disputó.

Golpe duro en su carrera

Cuando parecía que la carrera del futbolista paraguayo iba cada vez a más, teniendo un buen protagonismo en un club de la solera del Espanyol, en febrero del 2000, en su quinta temporada como perico, Benítez sufrió a una grave lesión en el partido que el cuadro catalán disputó en el Calderón ante el Atlético de Madrid. El guaraní padeció una rotura del ligamento cruzado anterior y posterior de su rodilla derecha, de la cápsula posterior, del ligamento lateral interno y menisco interno y de la base de la tibia de su pierna derecha. Casi nada, con lo que el tiempo que estuvo fuera de los terrenos de juego fue de un año aproximadamente. Precisamente, esta gravísima lesión que sufrió le impidió disputar la final de la Copa del Rey que el Espanyol ganó en mayo del 2000 en Valencia ante el Atlético.

Tramo final como blanquiazul

Este contratiempo para el jugador sudamericano acabaría influyendo negativamente en su carrera ya que en sus dos últimas temporadas en el Espanyol casi no tuvo continuidad disputando tan solo 4 partidos de Liga en cada una de ellas.

Tras su paso por el cuadro perico, Benítez acabaría jugando en su Paraguay natal, donde incluso acabaría ganando la Libertadores con el Olimpia paraguayo, a parte de un breve paso por el Almería de Segunda División.

Sin duda, convenía hacer memoria sobre un jugador que desde que fichó por el Espanyol hasta que se lesionó de gravedad rindió a un buen nivel como futbolista perico siendo una gran baza para el ataque espanyolista. 2

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-BARCELONA (1-0) Copa del Rey
Encuesta del 19/01/2018

¿Confía en que el equipo logre el pase a semifinales de Copa del Rey?

42.7%
11.2%
46.2%