Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

el central empezó desde alevines y estuvo 16 años en la disciplina perica

ALBERTO LOPO, santo y seña de la zaga blanquiazul

TONI CASALS BARCELONA
13/10/2017

 

N i en mis mejores sueños hubiese imaginado jugar más de cuatro o cinco partido en Primera y haber conseguido títulos. Para un jugador de barrio como yo resultaba inimaginable, pero a base de esfuerzo y de trabajo las cosas me salieron bien y en el Espanyol tuve la oportunidad de debutar con 18 años en la máxima categoría. Luego fue todo muy rodado y creo que mi trayectoria en el equipo blanquiazul ha sido muy buena”, asegura Alberto Lopo.

El central empezó en los alevines del fútbol base perico y paso a paso se fue asentando en el primer equipo. Su estreno, contra el Zaragoza en Montjuïc. “Un debut, sí se le puede llamar así, porque fue saltar al campo y el árbitro enseguida pitó el final”, recuerda. Lopo salió por Darío Sillva en el 89’. Corría la temporada 1998-99 y Brindisi estaba en el banquillo. “Los días previos fueron más de nervios. La convocatoria, entrenar con el primer equipo... Fue una alegría y también debutar, aunque fuese poquito”, apunta.

Y a partir de entonces, una consolidación que llegó con la marcha de Pochettino al PSG en enero de 2001. Lopo destacaba por ser un zaguero serio, con recursos y contundente que sabía marcar la línea a los delanteros rivales. Una garantía en la defensa para todos los técnicos que le tuvieron a sus órdenes.

“Brindisi me dio la oportunidad de debutar, Paco Flores me dio continuidad, con Juande Ramos no fue todo lo bien que me hubiese gustado y ya con Lotina crecí futbolísticamente... Pienso que de todos saque cosas positivas”, afirma.

De sus compañeros, Lopo sostiene que “todos los canteranos nos llevábamos muy bien en esa época. Teníamos las ganas propias de la juventud y con David García era con quien más roce tuve, quizá porque éramos compañeros de habitación en las concentraciones”.

Dos Copas del Rey jalonan su palmarés perico. En la del 2000, disputó la eliminatoria de 1/32 contra el Córdoba y la final la vivió en el autocar de regreso de un partido con el filial para subir a Segunda B. “La escuchamos por la radio, pasando nervios y luego disfrutando de la victoria, porque también nos sentíamos partícipes”, explica.

Pleno protagonismo en la del 2006 durante todo el torneo y en “una final inolvidable con victoria en un campo como el Bernabéu con toda la gente del Espanyol animando”. El rival era un Zaragoza, “que venía de eliminar al Barça y al Real Madrid. Íbamos un poco, como se dice, ‘cagaos’ y a ver como se presentaba, aunque luego nos salió un partido redondo y ganamos por 4-1”.

Ese año Lopo fue convocado también con la selección en un partido contra Rumania, pero no llegó a saltar al campo. “Es una espina clavada en mi carrera, pero me quedo con la experiencia de compartir equipo con las estrellas de la Liga”, dice.

Deportivo, Getafe, Nàstic y... Pubilla Casas de Tercera Territorial. “Bueno, es para divertirme con los amigos y seguir practicando lo que más me gusta, el fútbol. Nada que ver con el profesional. No hay jueces de línea y los árbitros las pasan canutas para acertar”, relata.

Su siguiente reto estaría en los banquillos. “Me estoy sacando el título de entrenador. No sé si será a corto o largo plazo, pero siempre es importante tener el título por si algún día saliese la oportunidad”. ¿En el fútbol base del Espanyol? “Me encantaría, ya se lo he hecho saber a los responsables del club y otra cosa es que puedan darme la oportunidad. Empecé de alevín, estuve 16 años y gracias al Espanyol me pude hacer un nombre en el fútbol. Yo se lo debo todo a este equipo”. 2

Última hora
Galerías de fotos
¡GRACIAS POR TODO, GERARD!
Encuesta del 22/06/2018

¿Renovará su abono a pesar de la subida de precio?

44%
47.4%
8.6%