Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

Vencer y convencer

Moisés Hurtado Moisés Hurtado
27/10/2017

 

Es complicado aunar tantos jugadores sin ritmo de competición, aunque sea contra un rival de inferior categoría, y que den un óptimo rendimiento. No es tanto mental –que moleste ese partido- como saber mantener la tensión competitiva necesaria –en el terreno de juego y fuera de él- para que, cuando llegue el momento de intervenir, convencer al entrenador de que puede contar contigo. Hubo jugadores que sí se ganaron cierto derecho a confiar en ellos. Los menos acertados, a seguir buscando la oportunidad sin desistir.

Las formas son cada día más importantes. Los resultados también obviamente, sin embargo, el convencer y persuadir cada día se hace más vital. Quique, en las últimas jornadas, había dado un giro inesperado a sus planteamientos tácticos, sobre todo tras la llegada de Darder. Probablemente, ha visto en el canterano a alguien con el que poder crecer desde el buen trato del balón. Propuso juntarlo cerca de Jurado y ceder la velocidad a las bandas. Mejoran las conexiones internas y ya no se está solo a expensas de ganar las segundas jugadas; en contra, se arriesga más y habrá más pérdidas, se pierde fuelle en la contra porque Moreno no tiene la velocidad de Leo. En definitiva, Jurado, por dentro o por fuera, condiciona totalmente la forma de jugar.
tra de las posibilidades de este cambio es que, en una defensa en bloque bajo, esta temporada, el equipo no se ve realmente consistente. Concede demasiadas ocasiones cuando se plantea defender juntos cerca del área y no roba balones que le permitan salir a la contra. Contra la Real, hubo vuelta al antiguo modelo y QSF parece que va a combinarlos en función del rival y la disponibilidad de los propios jugadores. Nuestro prematuro gol, creo que nos privó de ver un Espanyol más valiente y capaz de tutear a una buena Real.

Hemos visitado el feudo de los mejores equipos de la competición. Nuestro gran fallo ha sido Leganés, pero no podemos lamentarnos del día del Levante cuando se crearon más ocasiones que en la mayoría de victorias de la temporada pasada. Quiero ver a un equipo protagonista y creo –QSF lo sabrá mejor- que podemos ir a por los partidos y que, actualmente, creamos más miedo en el adversario que viceversa. Pragmáticamente, hay que tratar de vencer, por lo civil o por lo criminal, pero el camino más corto suele ser el de estar convencido de que eres merecedor de ese premio, así como el club ha estado convencido de la postura -tan acertada-, de no querer ser más que un club deportivo.

Las noticias más...