Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINION DANI SOLSONA

Y van seis sin ganar

El Espanyol siempre daba la iniciativa al rival, con el desgaste que supone correr y perseguir al que lleva el balón

Dani Solsona Dani Solsona
20/02/2018

 

Otro mal partido del Espanyol y ya van seis sin ganar. No es de extrañar, por lo visto en los últimos encuentros. El de ayer fue la continuación del mal juego desarrollado. Dominó y controló de inicio el Villarreal y fue el dueño del centro del campo, no dando opciones a un equipo que está diseñado para organizarse en su campo a la espera que, en alguna acción aislada Gerard Moreno y compañía puedan marcar algún gol. El Espanyol siempre daba la iniciativa al rival, con el desgaste que supone correr y perseguir al que lleva el balón. Cuando se recuperaba, comenzaba lo difícil para los jugadores, que tenían que generar y organizar desde el medio a base de toques para intentar llegar a la frontal del área para disponer de alternativas de cara a puerta. Ello no se consiguió en la mayoría de los casos, con lo que el bagaje es para preocuparse; solo hemos de tener presente que no se remató ni una vez entre los tres palos jugando en casa.

Por contra, el Villarreal avisó con el remate al palo para posteriormente hacer el gol, y eso que el entrenador dio descanso a algunos titulares pensando en el partido de vuelta de los dieciseisavos de la Europa League contra el Lyon.
Triste el juego y cara de pocos amigos de los futbolistas al ir al descanso, pensando que se tenía que cambiar algo para remontar el resultado. El primer cambio fue poner a Marc Navarro y desplazar a Víctor Sanchez al centro, una opción ya utilizada en otros encuentros. Con el paso de los minutos y viendo que nada cambiaba, entró Piatti por Naldo, con lo que el de Rubí pasaba a jugar de central, algo inédito pero no sorprendente.

Todavía quedaba tiempo, sobre todo después de la gran ocasión de Bacca que, solo delante de Diego López, fallaba una ocasión clarisima para sentenciar. Ello dio la oportunidad en los últimos diez minutos al Espanyol, que a base de colgar balones sacó una falta al borde del área. Granero la ejecutó fenomenal, marcando el empate. Ya en el tramo final, la triple ocasión de Baptistao, Sergio García y Gerard Moreno que hubiese podido significar la victoria en el momento menos esperado.
El lado positivo es sumar un punto, y el negativo es que a estas alturas de campeonato hay muchas dudas con las prestaciones del equipo y que tampoco se sabe con claridad cual es el once titular. Los continuos cambios en el lateral -Javi López, Marc Navarro y Víctor Sanchez-. en el eje central -David López, Duarte, Hermoso y Naldo-, en el medio -’La Roca’, Darder y Víctor Sanchez-, arriba - Gerard Moreno con Baptistao o Sergio García- y en las bandas -Jurado, Granero y Piatti- posiblemente se haga en función del rival que se tiene enfrente.

Las noticias más...