Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

Todo por la pasta

Dani Ballart Dani Ballart
12/11/2017

 

Hartos de inclemencias. Qué bonito era el fútbol en domingo. De eso hace casi mil años. Desde la llegada de los derechos televisivos y el ‘pago por visión’, la diversificación de los días de partido ha evolucionado mucho y no para bien. Antes se jugaba en dos días la jornada futbolística, en el clásico fin de semana. Ahora la jornada dura hasta cuatro días y dos de estos cuatro, son considerados malditos.

Viernes y lunes destrozan por completo las asistencias de los aficionados a los campos. Los espectadores cada vez son más reacios a moverse en función de cuándo y dónde juega su equipo.

Las comodidades televisivas nos están aletargando. Un mal, que de no ser por los ingresos económicos recibidos, podría decirse que es irremediable para el deporte. Un deporte con menos público cada jornada es un deporte condenado, pero el fútbol es diferente.
La Liga de fútbol, además, sigue un criterio muy personal y desconocido para la designación de los días de partido y el Espanyol se siente perjudicado. El club hace muy bien en quejarse oficialmente. Es un agravio para la afición, equipo y ‘ticketing’. Lo último ha sido poner en lunes el Espanyol-Girona. Un partido bonito entre dos aficiones próximas que podía darle colorido al estadio. De esta manera, se han cargado el espectáculo de la grada, aunque deben considerar que el espectáculo futbolístico no se merece más.

Tenemos casi a diario partidos y se rompe la atención de la ciudadanía con esa idea. Empieza a ser aburrido seguir a diferentes equipos que no sea el tuyo. El “todo por la pasta” no vale. Hay que buscar fórmulas atractivas para reactivar la atención hacia este deporte. La compra de los equipos por parte de magnates pone énfasis en el atractivo de este deporte para salir, en algunos casos, del anonimato de los poderosos económicos. Tengo la sensación que juegan con fuego los responsables de la Liga. No puede haber una competición atractiva con las diferencias abismales actuales. De momento, nosotros nos quejamos. A ver hasta donde llega nuestro “caso”.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario La Grada

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

 
Las noticias más...