Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

Solo sensaciones

Moisés Hurtado Moisés Hurtado
09/12/2017

 

Posiblemente, la visita a Ipurúa era un partido para hombres más que para nombres. Los primeros minutos de todos los partidos, con las fuerzas enteras, son siempre complicados y no puedes cometer ciertos errores. Un metódico y analítico Quique planteó el partido con un criterio bien básico para ese partido: tener cuidado en nuestra fase de creación –al menos en los primeros minutos- porque es un equipo fuerte en la recuperación en campo rival, como se vio en el segundo gol. Sin embargo, ante tal panorama, donde se preveía un juego propio más directo, me llamaba la atención de que estuvieran en el terreno de juego jugadores como Jurado. Saber ganar los rechaces y las segundas también es fútbol, y en un campo como Ipurúa es algo más que fútbol.

Puede ser que Quique no esté sabiendo utilizar una plantilla tan extensa para variar jugadores en función del perfil de demanda de cada partido. Él los conoce más pero, a simple vista, quizás va siendo hora de algún retoque para ver cómo responde gente que quizás merezca una oportunidad. El análisis siempre es bienvenido pero, a veces, con un simple cambio de actitud, vinculado a la testosterona, se consiguen resultados sorprendentes. Pensar menos para actuar más. Solo hablo de sensaciones como mero espectador y estando muy en contra de apelar, en la derrota, a la actitud.

Por mi experiencia, los equipos que son muy ordenados –y éste lo es- a veces, les puede faltar ese chispazo que lo mueva todo. Algo que te quite las cadenas y te libere a jugar también con el corazón. Como ejemplo, solo hay que ver el partido del año pasado contra el mismo Eibar en Cornellà. Este lunes nos visita uno de esos equipos con esa inercia positiva movida por la ilusión de la nueva categoría. A veces, escucho a la gente quejarse del por qué no se fichó a Stuani y pienso que el uruguayo, en este equipo, no llevaría una tercera parte de goles y, posiblemente, no sería ni titular. Pero, insisto,  también son solo sensaciones.

Las sensaciones de un servidor son que el equipo ha dado un paso más respecto a la temporada pasada a nivel de juego pero que, ese paso, no se ha acabado de consolidar por los resultados. Por nuestros errores defensivos a los que no estábamos acostumbrados. Por no atrevernos a desordenarnos algo más fuera de casa, para jugar unos metros más arriba. Por el recorte de productividad a balón parado. Por tantos pequeños detalles que me preocupa puedan generar tantas dudas como para quedarnos nadando entre dos aguas.