Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

Sigue faltando personalidad

 

El Espanyol de QSF sigue sin convencer en los encuentros como local. No concibo que este equipo ceda, sistemáticamente, la iniciativa al equipo rival, con independencia de la categoría del mismo. Es evidente que los jugadores, con el actual sistema, se sienten mucho más a gusto en los encuentros a domicilio que ante sus aficionados. A domicilio, el RCDE explota la velocidad, con un juego directo y mucho más vertical. Pero en el Estadio, poco fútbol y siempre a remolque, con nula iniciativa. Anoche, durante una porción de la segunda parte, el Depor bailó y dominó a placer al Espanyol. Son datos que demuestran una alarmante falta de personalidad manejando los partidos. El equipo tuvo actitud, detalle que no discuto, pero le noté excesivamente frío y falto de intensidad, sobre todo en la presión del medio campo.
No era, tampoco, la mejor fecha para retornar a la dinámica futbolera. Primer partido del 2017 y en plena jornada de Reyes. Resultó evidente que la muchachada estuvo más por la labor de disfrutar de los juguetes que del tedioso partido ante el Depor. La festividad y el intensísimo frío restaron también afluencia al encuentro, con poco más de 16 mil espectadores en las gradas. Es una pena, pero siempre existen excusas para no llenar el campo. Tras el pitido inicial, pudimos presenciar una primera parte muy trabada, de continuas interrupciones y, en definitiva, poco fútbol y escasas ocasiones de gol. Sorprendió, de entrada, la titularidad de Salva Sevilla, con poca aportación en el juego ofensivo, igual que un Jurado capaz de lo mejor y de lo peor, pero con limitada presencia en el medio campo, e incapaces de superar la maraña tejida por Garitano y sus hombres.
La segunda parte estuvo marcada por dos goles de regalo. Borges remató más sólo que la una, en clamoroso error defensivo. Roberto también pudo hacer algo más. Y a renglón seguido, regalito del amigo Sidnei y empate de Gerard. A partir de ahí, dominio absoluto del Depor, ante un Espanyol timorato. Para más inri, Víctor apuró en exceso. Creo que QSF forzó al capitán, con la poca previsión de no convocar a otro lateral derecho para el banquillo, en este caso, el chaval Marc Navarro. De cualquier manera, enorme reconocimiento, una vez más, al trabajo y la profesionalidad de Víctor, que se vacía por defender la camiseta blanquiazul.
De las pocas notas positivas de la noche, la confianza en los canteranos. Anoche, cuatro jugadores formados en la casa, acabaron el partido: David López, Aarón Martín, Gerard Moreno y Oscar Melendo. Me parece un buen dato y un trabajo que debe tener continuidad durante el resto de temporada. Ahora nos toca esperar al próximo encuentro, en pleno incendio valencianista. Mestalla será un polvorín. Puede resultar una buena oportunidad para reivindicarse, seguir sumando y levantar la moral de una afición que anoche esperaba más, bastante más.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario La Grada

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

 
Las noticias más...