Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

Que sigan rajando

 

Bendita Semana Santa. Años y años siguiendo las grandezas y pobrezas de este peculiar RCDE y el argumento de la película siempre era el mismo, con claro y habitual final dramático. Podías jugar mejor o podías jugar peor, rematar más o rematar menos, ser intenso o pecar de blandengue, que al final aparecía la estocada del adversario para mandarte a casa con cara de tonto resignado. Entonces, sólo escuchábamos lamentaciones, al estilo de qué mala suerte tenemos, seguimos con la matrícula de equipo aspirina o qué malévolo y desgraciado gafe persigue nuestro histórico escudo blanquiazul…
Pero de un tiempo a esta parte, como por arte de magia, el equipo se levanta ante cualquier obstáculo y, lo que es más importante, no baja los brazos hasta que el colegiado pita el final de los encuentros. Llámenlo intensidad, actitud o carácter, pero lo que resulta irrefutable es que el grupo de QSF se está convirtiendo en todo un especialista en ganar puntos en la “Zona Cesarini”. Ante el Betis, Juan Antonio Reyes rompió la barrera del sonido con un golazo para los anales. Y ayer, Leo Baptistao convirtió en tres puntos uno de los peores encuentros que he presenciado en mi vida. Menos mal que valió la pena aguantar el tostonazo, justo hasta que llegó la mejor contra del encuentro, con “delicatesen” incluída del gran Leo.
Cinco o diez minutos antes, cualquier perico hubiera firmado el empate y, si me apuran, se hubiera reconocido como justa la victoria pepinera. Pero este Espanyol tiene un don natural y unos atributos tan gigantes como jamás hubiéramos imaginado. Bendito Domingo de Resurrección en la matinal de Butarque y ojalá el Leganés mantenga la categoría, porque me caen de diez y gozan de una inventiva sensacional. Les deseo lo mejor.
Amigos pericos, ver para creer… El equipo acaba la jornada en novena posición, con 49 puntos, a cuatro de la sexta plaza, que da derecho a disputar competición europea y 27 por encima de las plazas de descenso, por si les suena de algo... Restarán seis partidos, 18 puntos en juego y no podemos descartar absolutamente nada.
Es cierto que el calendario es muy exigente, sobre todo en casa. Pero ese mismo calendario ofrece claro derecho a soñar y estoy convencido que los rivales tendrán que apretar mucho para superar a un Espanyol en alza, con mayor confianza que en la primera vuelta y que está completando un campeonato sensacional bajo la batuta de un entrenador experto y lleno de recursos, que jamás se ha quejado de las múltiples lesiones, sanciones o incorrectos arbitrajes. A los que tienen por costumbre poner a parir el trabajo de QSF, les recomiendo que revisen la clasificación del equipo en los últimos 20 años, en la jornada número 32 y comparen. Les aseguro que no hay color, que estamos en muy buenas manos y en el mejor camino, que hay futuro del bueno, que estamos ante un equipo competitivo y con carácter, que no bajará los brazos hasta el final. ¿Qué más se puede pedir? Es el primer año de un camino que vale la pena recorrer, a pesar de las rajadas de agoreros que parecen llegar de la más pura excelencia futbolística y de un mejor gobierno del club. Que nadie olvide que, hace un año y medio, este club estaba muerto, sin futuro, rozando al abismo y con una plantilla de medio pelo. ¡¡¡Qué sigan rajando!!! ¡¡¡Buena semana, pericos!!!

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario La Grada

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla