Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN QUIQUE IGLESIAS

Salvarse, competir y que Quique se (re)enamore

No estoy de acuerdo con la teoría escuchada y leída esta semana que coloca al Espanyol en tierra de nadie

Quique Iglesias Quique Iglesias
09/02/2018

 

No estoy de acuerdo con la teoría escuchada y leída esta semana que coloca al Espanyol en tierra de nadie, en el ‘no man’s land’ de la Liga, sin objetivos bonitos por los que luchar ni temores por los que sufrir. Me la trae al pairo que el equipo esté ocho puntos por debajo de Europa y los mismos por encima del descenso.

Uno. El equipo no está salvado. Ni mucho menos. ¿Qué ya lo estará? Sí. Pero con 25 puntos y los registros tan escuálidos como visitantes, nadie puede asegurar a estas alturas que la permanencia esté conseguida. A ver si ahora, con el grandioso empate ante el Barcelona, vamos a ir por la vida como puede hacerlo el Girona, renovando a la plantilla, dando premios por los guapos que somos y pensando en qué pedirle al City para que te luzca mejor el pelo.

Dos. Con la certeza que tienen en Cornellà y en el vestuario de Sant Adrià de que en junio arrancará un nuevo proyecto (o la redefinición de éste), es de imperioso cumplimiento que se alcance el final de la Liga con algún cimiento sólido al que agarrarse: es decir, que el amor propio gane a la dejadez, que haya futbolistas que no lleguen al final de Liga desenchufados y que el desencanto no se transmita tampoco a la grada ni al señor Chen. ¿Recuerdan aquellas desconexiones en la etapa de Aguirre? Es mucho mejor empezar algo desde un convencimiento colectivo, con una idea que madure desde ya mismo y que en el mercado se concrete con una ejecución más rápida. Habrá que aprovechar que el verano es largo (año de Mundial) para no cerrar fichajes de última hora con el mes de setiembre asomando por el calendario.

Y como no hay dos sin tres. Tres. ¿Con qué perspectiva de futuro podría trabajar el entrenador Sánchez Flores si, desde el propio club o su entorno (nosotros y ustedes), no se le exige una competitividad? No se le puede transmitir a nadie que no existen los objetivos. Poco importa si QSF sabe o no qué va a hacer la próxima temporada. Entre él y el club se tendrán que poner de acuerdo. Tiene un año más de contrato y si le quieren fuera deberán pagarle. Y si él prefiere marcharse pues quedaría liberado, claro. En mi opinión, solo eso, tiene un 70 por ciento de posibilidades de irse. Aún hay tiempo para todo. Incluso para que, compitiendo, QSF se vuelva a enamorar de aquella idea, aunque más austera ahora.

Las noticias más...