Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

El perico que está triste y azul

Raquel Mateos Raquel Mateos
20/10/2017

 

No fue el partido esperado. ¿Verdad? El cero a cero nos dejó fríos. De hecho los ánimos pericos no creo que estén en su mejor momento. Sin miedo a equivocarme, podríamos decir que la promoción del club para atraer aficionados al estadio un viernes por la noche no fue una buena idea. Al menos eso me pareció a mi. Era el cuarto partido de la temporada en casa, y tan sólo hubo 19.300 personas en las gradas. Triste.
Todos los encuentros en Cornellà se han jugado en días y horas diferentes, y nunca se ha pasado de los 20.000 aficionados. Contra el Deportivo (domingo, 12h) fuimos 19.500; un lunes contra el Celta, se contaron 15.026; y en el primer partido en casa ante el Leganés, un domingo a las 18:15h, tan sólo asistieron 18.300 espectadores. La primera y obvia lectura que se puede desprender es que esta circunstancia mata las ganas de fútbol. Tanto horario marea, y es imposible planificarse.
La segunda lectura, y más triste, es que este Espanyol empieza a decepcionar a muchos pericos que esperaban que el proyecto caminara a pasos agigantados. Tengo pocas líneas para sintetizar lo que esto significa, pero a grandes rasgos creo que podríamos buscar los porqués en: falta de inversión en fichajes ilusionantes, falta de resultados y objetivos deportivos ambiciosos, discurso monótono de los dirigentes, cambios en la dirección del club que no han gustado, desnaturalización del origen del RCDE con la entrada del nuevo propietario, discusiones exageradas entre nosotros mismos, quedarnos al margen de la vida social y política real de Catalunya y aislarse. Es decir, el club está como la canción que popularizó Roberto Carlos, ‘triste y azul’. A ver si levantamos el ánimo.

Las noticias más...