Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

Opinión Jose Sánchez

Otro tiro al pie

A pesar de los buenos propósitos declarados a bombo y platillo por el presidente/propietario, volvemos a la casilla de salida al utilizar el mismo recurso de siempre para hacer caja: vender

José Sánchez José Sánchez
13/05/2018

 

El 3 de marzo ya escribía en esta columna que Gerard tenía todos los números para salir del club porque quien compra, compra lo mejor, y el temporadón del ‘7’ perico no ha pasado desapercibido para nadie. Y si tenemos en cuenta el ‘amor incondicional’ que siempre le ha declarado Roig al de Santa Perpètua de Mogoda y, sobre todo, que nosotros mismos le hemos pagado el fichaje al Villarreal (aunque tenga que soltar los 20 kilos de la cláusula) con el ‘regalito’ de Eric Bailly, del que sacó más de 30 millones en plusvalía al venderlo al Manchester United, la operación tiene toda la pinta de estar ya encarrilada, por mucho que nos digan ahora -sí, ahora- que el club perico se quiere hacer con un 30% más del jugador. Y encima, seguro que el Villarreal volverá a dar un pelotazo con Gerard.
A pesar de los buenos propósitos declarados a bombo y platillo por el presidente/propietario, volvemos a la casilla de salida al utilizar el mismo recurso de siempre para hacer caja: vender. Y no me vale que digan que no se puede hacer nada para evitarlo. Gerard Moreno se había convertido en un símbolo para una afición huérfana de referentes. ¿Qué le dirán desde el club ahora a Claudia después de enarbolar su gesto escolar reivindicativo como una seña de identidad? Si el canterano se va será porque no han sabido retenerlo con una oferta deportiva y económica de acuerdo con lo que significa para el club y la afición. Otro tiro al pie de un proyecto que hace aguas.
Vengo alertando de la crisis profunda que vive el espanyolismo, preocupado por la sensación de estar clamando en el desierto; de que parece que quien debería ocuparse se lo mira con desdén, como esperando a que escampe y, para colmo, filtran, sin rubor alguno, el aumento por encima del IPC de los precios de la nueva temporada. No parece la mejor manera de desactivar la amenaza de muchos socios de no renovar sus carnets ante anuncios como la venta de Gerard o el retroceso en la inversión.
La noticia positiva es que el espanyolismo empieza a dar señales de vida. Socios de a pie que se organizan y accionistas que quieren entrar en el club para gestionarlo con una mayor sensibilidad espanyolista. Se habla de una importante oferta de Genética Perica, aunque algunos miembros destacados de ese grupo ya se han apresurado a desmentirlo. Si a eso le sumamos que ya sabemos el precio que le ha puesto Chen al club, a pesar de la fe ciega en su continuidad que expresaba Dani la pasada semana, se nos dibuja un horizonte tan incierto como ilusionante, porque la deriva en la que estábamos entrando no auguraba nada bueno.
Un recuerdo para dos pericos que nos han dejado y cuya imagen estuvo muy ligada a Sarrià: Dámaso Perico y Julio Pardo. Descansen en paz.

Las noticias más...