Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

Menos rectas y más curvas

Moisés Hurtado Moisés Hurtado
25/11/2017

 

De un equipo en forma a otro que anda por el estilo.  La lástima de todo es que nosotros  pero no está siendo refrendado por los resultados. La versión B del Valencia la dejamos triturada en sesenta minutos de gran juego de los nuestros, así que no podemos limitar todo análisis al resultado. Se hicieron muchas cosas bien. No obstante, ese Valencia no era el mismo que con Guedes, Zaza y Soler. Hay que intentar llamar a todo por su nombre.

Pasaremos de un rival con un perfil muy parecido al nuestro a otro de perfil muy diferente. El Getafe basa todo su juego en la intensidad, la presión alta y la agresividad en cada zona del campo. Veremos si  los nuestros saben igualar esa intensidad y logran imponer su estilo para intentar provocar fallos en el ímpetu rival. Combaten dos presupuestos muy diferentes. El Getafe de aquellas fichas millonarias quedó atrás. Ahora todos muerden. Djené -central que apunta para un grande- se traslada en tren a los entrenos. Ese nivel salarial, que compra la calidad, debería verse reflejada en el campo y no será sencillo.

Estadio incómodo por su frialdad, entrenador rival quisquilloso con los detalles –delos que meten el dedito por allá donde parece no caber- y nuestras propias urgencias son las pegas. Hace pocas semanas comenté que veía cinco equipos por encima nuestro. Villarreal ha enderezado el rumbo con el cambio de entrenador y los favoritos para estar arriba ya han abierta su cotidiana brecha con los demás. Es una pena fallar en aquellas cosas que antaño hacíamos tan bien: eficacia goleadora, solidez defensiva, estrategia y los detalles; en cambio, la mejora en aspectos donde teníamos ciertas carencia, no nos está sirviendo para sumar de tres en tres, de momento.

La lesión de Baptistao deja entrever que algo no se está haciendo bien con ese jugador. No hay jugadores con tendencia a lesionarse más, sino jugadores con mera titularidad de unos desequilibrios que no se han logrado compensar. Sin embargo, la primera titularidad de S.García te deja buen sabor de boca que creo que no echaremos de menos al brasileño. Lo que más destaco del de Buen Pastor es el compromiso que tiene con lo que le pide Quique –en la anterior etapa estaba exento de farragosas tareas- y puede eso lastrar su punch final –más que la edad-. Con Darder, Sergio y Jurado en el campo tenemos que ver un equipo más combinativo que debería jugar más cerca de área rival. Sin Leo, el camino a puerta deberá ser, quizás, menos directo y con más curvas.

Las noticias más...