Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

Mejor es difícil

Dani Solsona Dani Solsona
23/12/2017

 

El Atético no parecía ser el mejor rival para que el Espanyol intentara cambiar la dinámica negativa, tanto de juego como de resultados. Los ‘colchoneros’ no perdían fuera de su campo desde hacía un año y esta temporada estaban también invictos. Y ha sido el equipo de Quique el que ha roto esa racha con un buen planteamiento y con el gran trabajo de todos los jugadores sin excepción.

En cuanto al esquema inicial, se volvieron a utilizar las dos líneas de cuatro con dos en ataque, pero la colocación de Darder como banda derecha para tapar las subidas siempre peligrosas de Filipe Luis fue una de las claves tácticas de ayer. Todo ello sabiendo que el Atlético juega con cuatro centrocampistas que no son profundos en las bandas. Eso hace que sean los laterales los que se incorporen y el no poder hacerlo como están acostumbrados era ya un punto muy favorable para los pericos.

A los de Quique se les quedaba corto el empate en la primera parte, en la que la única ocasión fue de Baptistao, pero no tuvo el acierto para batir a Oblak. Los de Simeone no daban señales de vida en ataque, aunque tampoco necesitan tener muchas oportunidades para marcar. Pero esta vez la defensa daba seguridad y los del medio, con su capacidad de sacrificio, se bastaban para abortar cualquier aproximación al área.

Estaba por ver cuál sería la respuesta física del Espanyol, sobre todo de Darder en banda, y qué haría Simeone para intentar ir a por los tres puntos, ya que los cambios introducidos eran ofensivos con la entrada de Correa y Gameiro. Este hecho no significó en ningún momento un inconveniente para los de casa, que siguieron con el mismo ritmo, intensidad y muy metidos en el partido; sin olvidar que para ganar hay que hacer goles. Aunque en esta faceta no estamos entre los más goleadores de la liga, hay elementos que tienen que empezar a responder como Sergio García que, junto a Gerard Moreno, tiene que finalizar las pocas jugadas que les llegan. Al final, esa conexión sirvió ayer para ganar tres puntos, iniciar la remontada en la clasificación y coger confianza de cara a los próximos partidos.

Las noticias más...