Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN DANI BALLART

La mediocridad

Era un partido para saber que tipo de Espanyol tendríamos hasta final de temporada. Si ambicioso para ganar y agarrarse al tren de los puestos europeos o mediocre, y perder en Butarque

Dani Ballart Dani Ballart
28/01/2018

 

No hay nada peor que la mediocridad. Ayer era un partido para saber que tipo de Espanyol tendríamos hasta final de temporada. Si ambicioso para ganar y agarrarse al tren de los puestos europeos o mediocre, y perder en Butarque. El míster puso toda la carne en el asador con su once de gala y acabando con el debate de la portería poniendo a Diego López. El equipo pintaba bien pero la primera parte fue una de tantas para olvidar. Sin espíritu, sin ilusión, sin idea y sin nada.

Si hiciésemos caso a las palabras del míster con el tema presupuestario, el Leganés estaría luchando por los puestos de descenso y están haciéndolo por los puestos europeos y en semifinales de la Copa tras eliminar al Madrid. No todo es el dinero en fútbol, pero hay gente que tiene discursos positivos y otros negativos. Estoy cansado de ver los discursos negativos y mediocres en mi club. Así no llegaremos nunca a nada y seguiremos deambulando por una liga y otra. Hay que cambiar esta dinámica histórica para poder crecer en todos los sentidos. Ahora el problema está en que el club vende a Javi Fuego. Ya tenemos la excusa hasta final de temporada. Como si Javi Fuego fuese un jugador imprescindible para no recibir goles, y llevamos muchos encajados, o imprescindible para la creación de juego ofensivo, por que llevamos muy pocos goles a favor. Sin duda tenemos un entrenador diferente. Siempre va a contracorriente de lo que pensamos los demás. Sin duda él es el especialista, pero está claro que no conectamos. Ni conectamos ni nos explica por que no conectamos. Si fuéramos más claros todo sería más fácil, pero la sensación es que él morirá con los suyos y será fiel a sus ideas independientemente de que se esté inmolando.

La imagen de ayer es muy triste. Esto no tiene pinta de arreglo y la suerte es que los de atrás no aprietan. Estamos jugando con fuego, aunque por el momento estemos tranquilos. Poco a poco la tristeza se va apoderando de todos y solo otra victoria en el derbi volvería a darnos una alegría que ya escasea.
Por ahora pienso que se acabe esta liga por que no veo que podamos rascar de bueno, y de malo puede haber mucho.

Las noticias más...