Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

opinión dani ballart

Máximo Riesgo

Dani Ballart Dani Ballart
18/12/2017

 

El partido contra Las Palmas nos deja clara una cosa: El equipo canario es carne de Segunda. A partir de aquí, hay dos plazas más en juego y nosotros empezamos a comprar números.


El partido empezó con sorpresa. El mister decidió hacer cambios en el once inicial y cambiar la disposición táctica. Ya saben lo que dice el dicho: “Si quieres resultados diferentes, haz cosas diferentes”. Así fue en esa primera parte donde el contraataque blanquiazul era demoledor. Gerard, Leo y Sergio eran una auténtica pesadilla para la defensa local. Al final de la primera parte se nos antojaba corto con el cero a dos pero para nada hacía presagiar el desenlace final. Los pericos de cuna ya intuíamos que mejor marcar el tercero porque recibir un gol podía ser de infarto. Todo iba correctamente hasta que el mister decidió hacer cambios. Dos de esos tres cambios eran de los jugadores de siempre. De esos que dice el mister que a pesar de no estar bien físicamente, se les debe mimar y dar confianza. En deporte, a mi nunca me ha pasado esto. A partir del minuto setenta todo dio un giro total. El mister cambió del 4-3-3 al 4-4-2 con los cambios aplicados y Las Palmas cogió aire. Las bandas canarias subían a placer para centrar balones envenenados y la única solución que encontraban los jugadores era amontonarse en el área y rezar. Este año parece que no nos ayuda ni Dios, porque el primer gol canario no tardó en llegar y los medios empezaron a florecer. El empate fue un escándalo. Hasta seis jugadores pericos estaban dentro del área defendiendo por tres atacantes canarios. El remate de cabeza fue inapelable. Con un Espanyol como de una película de terror se tratara, las venía venir y ahí salió Jurado para hacer un penalti sin sentido. Menos mal que tenemos a un Santo en la portería y Pau atajó el lanzamiento. Un empate que sabe a derrota y nos deja peor que el lunes pasado. Perdimos una oportunidad de oro para remontar vuelo pero lo peor de todo es que hasta el mister no aplicó ninguna respuesta para frenar la estampida canaria en busca del milagro. Este viernes Cornellá será un polvorín y es lo peor que podemos hacer. Si no queremos que las cosas vayan a peor, es el momento de apelar a ‘La força d’un sentiment’. De estar juntos y animar al equipo. Ofrecer una buena entrada de público y no parar de alentar a los nuestros. Estamos jugando con fuego, y ya son demasiados días que digo lo mismo.

Las noticias más...