Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

Helados

Dani Ballart Dani Ballart
04/12/2017

 

Tercer partido de la semana que debía darnos el salto definitivo para agarrarnos al tren de Europa. Podía ser una semana fantástica, pero el frío y uno de los campos más pequeños de Primera no iban a ser fáciles. El inicio fue penoso. En cuatro minutos nos quedábamos sin Sergio García por lesión, nos marcaban un gol en una falta innecesaria, nos anularon por fuera de juego un contraatque que podía suponer el empate, mandamos un lanzamiento al palo de Sergi Darder y una pérdida posterior en el centro del campo campo para recibir el segundo gol.

Un cúmulo de despropósitos nos condicionaba mucho para la segunda parte, pero el perico siempre es positivo y se agarra a un hierro caliente. Sin embargo, el aficionado se enfrió a los cinco minutos, después de ver la salida del equipo. No propusimos ningún cambio de estilo de juego, ni de sistema, ni de jugadores. Total, más de lo mismo. Un desastre de partido y muy aburrido. Es el día de la marmota, donde empezamos a ser previsibles para los rivales. Nos cuesta ganar y marcar. No generamos grandes ocasiones de gol y empezamos a ser flojos en defensa. Si la reflexión y análisis del partido es que somos el décimo presupuesto de LaLiga, apaga y vámonos. Por qué hasta ahora nos han vendido una moto con el tema Europa. Uno debe ser ambicioso, sabiendo que después la competición será como será.

El próximo rival es el Girona. Si por presupuesto fuera, deberíamos ganarle fácil. Entonces no debemos preocuparnos, aunque la intensidad y estilo de juego del Girona son muy peligrosos. Es un equipo que nos pasa en la clasificación y la suerte que tenemos es que los equipos de descenso, de momento, no suman demasiados puntos.

Con todo, yo estoy preocupado. El equipo no funciona. Vivimos de resultados y éstos no se suceden. Hay que poner el dedo en la llaga e identificar el problema para buscar soluciones. Estamos a tiempo y el perico es paciente.

El escenario es propicio para seguir sumando en todos los sentidos, pero sería mirar a otro lado si no digo que la era de Mr. Chen debería ser diferente y más propicia.

Las noticias más...