Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN MOISÉS HURTADO

Giro al proyecto

Esta ralentización no me genera decepción porque soy de los que opinan que cuanto más rápido subas, más dolorosa es la caída

Moisés Hurtado Moisés Hurtado
03/02/2018

 

El cierre de mercado certifica el giro, obligado o no, del proyecto de Chen. Esta ralentización no me  genera decepción porque soy de los que opinan que cuanto más rápido subas, más dolorosa es la caída. Siempre abogué por un crecimiento sostenido y estoy muy de acuerdo con las palabras que comenta Quique haciendo referencia a la necesidad de vender a ciertos jugadores. El problema es, como en el mercado inmobiliario, cuándo un jugador está en su punto zenit para ser vendido y qué repercusión tiene esa venta en el proyecto deportivo. Como en toda economía de mercado, no hay secreto: comprar barato y vender caro.

Por suerte, y esperamos que siga siendo así, el club compra poco -solo debería comprar aquello  exclusivo- porque lo genera en casa. Y lo más importante, ya no vendemos por necesidad. Los que se creyeron lo de que en dos años iríamos a Champions es que no saben cómo funciona esto del fútbol. Es necesario generar ilusión pero hay que tener cuidado con los fuegos artificiales ya que pueden estallar en las manos. La afición  puede caer en la tentación de ser crédula -es el motor que mueve al aficionado- pero los dirigentes han de ser “rigurosos”, como comenta Perarnau.

No había que ser muy lince para ver que el tema de salarios, a principios del proyecto, se estaba yendo de las manos. Hoy día, la masa salarial es, con creces,  el mayor gasto de los clubs y hay necesidad de controlarla. Por aquí, pese a que era de mi agrado, veo bien la venta de Fuego. Los entrenadores han de entrenar y el director deportivo ha de decidir quién va en el proyecto. Evidentemente, una buena armonía entre ambos es ideal pero el entrenador puede ser un eslabón débil y el director deportivo ha de ser fuerte porque debe perdurar en el largo plazo.

 Bien por 'La Roca' y, mejor aún, por nuestro Roca. El tiempo administrativo no le permitió ir a Leganés y tenemos tiempo a darle valor. Córdoba no era buena plaza y no se puede entender cómo puede ser válido un jugador, inédito aquí, para el equipo de moda de la temporada. Hace poco leí una entrevista a una psicóloga haciendo referencia a los caza-talentos: no es que vean el talento, es que en quien ponen en el ojo, reciben tal chute de confianza que se vuelven mejores. Esencial.

Generar confianza es lo que necesitamos también de cara al derbi, en primer lugar, y para lo que queda de temporada. El pesimismo y el ambiente enrarecido no ayudan. Una imagen de unidad de toda la pericada ha de ser ya comenzar el derbi ganando.

Las noticias más...