Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

El Espanyol de los Didácticos

Oriol Vidal Oriol Vidal
19/06/2017

 

Volvió Gerard Moreno, regresó David López, renacerá Sergio García y hasta vendrá a casa Dídac. Fichajes didácticos, pues, mientras no puedan ser galácticos: quien tenga calidad y haya mostrado su fidelidad a la causa, siempre tendrá las puertas abiertas del club. La marca perica es prioritaria a cualquier experimento. El movimiento por Dídac, recuperado en el AEK, va en ese sentido. Puestos a estimular a Aarón (y a competir con él, tarea difícil) mejor que lo haga una de las ventas forzosas de antaño, un hijo perdido por la necesidad. Es el regreso del sentimiento como base. Quizá no ilusione como un flamante cromo nuevo, cierto; pero supone una garantía de dotar de espíritu al proyecto. El cuerpo ya deberá venir por las incorporaciones prioritarias (y ya lo ven, complicadas de cerrar en extremo).

No faltarán pericos que podrán leer estas operaciones desde las perspectivas más variopintas: ya sea la falta de imaginación o una política corta de miras, basada en la nostalgia y, para colmo, menos ambiciosa de lo que la etapa Mr. Chen demandaría. Sin embargo, la cosa va más allá, o debería. Este Didactismo contractual tendría que ser pedagógico, un mensaje también para los chavales que empiezan: un “quid pro quo” asumido a fuego lento. Que la consolidación de esta idea llegue justo en la semana en que el Barça ha vuelto a pescar en los infantiles de la Dani Jarque me parece una respuesta excelente. Al bueno de Kareem Tundé (la última joya prófuga y/o arrebatada) le habrán rodeado de tentaciones inmediatas, pero con el horizonte borroso. El Espanyol, por contra, propone una relación de largo recorrido, donde incluso haya segundas y hasta terceras oportunidades. Tú me das calidad y compromiso, y yo te respondo con un hogar, tu casa, y un proyecto para construir juntos.

La denominación de origen como orgullo y complicidad. Cultura de club. No cristalizó con Gorka, vecino ahora en el Girona, y seguro que topa aún con imposibles, como hacer volver a Víctor Ruiz, el compañero de Dídac en aquel éxodo navideño. Sin embargo, los lazos están ahí. El Espanyol llama a la puerta como quien recupera un antiguo amor diciéndole “ahora puedo darte lo que necesitas”. Romanticismo, ya ven, que estaría bien retroalimentar incluso si los sueños de ser pez gordo algún día realmente cristalizan. Como un Ajax de ida y vuelta.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario La Grada

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

 
Las noticias más...