Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN DE DANI BALLART

Doblete victorioso

No fue un buen partido, pero conseguimos la segunda victoria consecutiva de toda la liga y tercer partido seguido sin perder.

Dani Ballart Dani Ballart
09/01/2018

 

No fue un buen partido, pero conseguimos la segunda victoria consecutiva de toda la liga y tercer partido seguido sin perder. Hay que mirar la botella medio llena por que si no, esto sería de locos. Posiblemente los jugadores necesitaban romper con la etiqueta de equipo aspirina y lo consiguieron a base de dejar hacer al Málaga. Los blanquiazules no sabían qué hacer con el balón en los pies y solo la mala fortuna podía jugarnos una mala pasada. Por suerte no fue así y pudimos volver a sumar tres puntos de oro obrando el milagro de acercarnos a los puestos de arriba. Esta es nuestra vida, vivir de ilusiones mientras no se conviertan en realidades.

El perico es una especie rara. Somos capaces de resistir a casi todo y siempre con ilusión. Es difícil desanimarnos por mucho tiempo, siempre vemos el positivismo y olvidamos lo recién pasado para volver a brillar y sonreír. Por mucho que no nos guste lo que vemos, por mucho que lo critiquemos todo, por mucho que lo veamos negro... siempre volvemos y estamos al lado del equipo. Es por esto que tenemos tanto mérito. El Málaga es carne de cañón. La Segunda División les espera. No juegan a nada y ver la poca respuesta de los nuestros nos puso al borde de un ataque de nervios. Un segundo gol hubiese calmado los nervios pero eso no sería ser perico de verdad. Eso sería fácil y no estamos acostumbrados. Lo nuestro es sufrir. Romperlo todo, desenamorarnos para volver a querer y a enamorar. ¡Que vida la nuestra! Otros están peor y es por ello que les ánimo a seguir creyendo, porque sin fe no seríamos nada. Queda un partido para acabar la primera vuelta y los leones no están mejor que nosotros. Domingo es día de caza y los tres puntos deben quedarse en Cornellà para certificar la mejora del equipo aunque solo sea a nivel de resultados. No me vengan con historias, agarrémonos a lo positivo y dejemos de criticar. Al final, lo nuestro es puro amor.

Las noticias más...