Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

Me 'desmelendo'

Dani Ballart Dani Ballart
18/01/2018

 

Hacía once años que no ganábamos un derbi. Y no podía ser otro jugador que no tuviese pedigrí perico para conseguir la gesta. Óscar Melendo fue el artífice de la mayor alegría de la temporada. Él fue el encargado de cerrar todas las heridas entre jugadores y entrenador, afición y entrenador y equipo con afición. Una victoria de orgullo que nos permite soñar con las semifinales. Derrotar al imbatible de este año es un gran escaparate para la entidad. A Mr. Chen seguro se le vislumbrará una pequeña sonrisa en su cara.

Fue un partido cargado de historia y la historia decía que teníamos pocas posibilidades de batir al rival. Así lo dijo el míster. También entendió Quique que para obtener resultados diferentes uno debe hacer o proponer cosas diferentes. Sin apenas tiempo para entrenarlo, sacó una formación 4-1-4-1 hasta ahora insólita. Reforzó un medio campo para no dejar cómodo al rival y no desgastarse físicamente en la primera parte. La táctica le salió perfecta. En la segunda parte no perdió el tiempo y puso pólvora en ataque con Baptistao y a partir de ahí es cuando resurgió la figura de Diego López parando el penalti a Messi. La adrenalina se disparó, el público despertó y los jugadores fueron a por todo.

La segunda parte fue blanquiazul hasta que llegó el gol como gran bálsamo perico. La sensación de tener un jueves glorioso en frente de la culerada no tiene explicación. Intentarán meterle agua al vino con el partido de vuelta pero a mí no me amilanan. Me queda una semana para sacar pecho y verlos como nos miran de reojo. Porque, aunque sea solo por unos días, volvemos a ser los enemigos. Así fue el derbi. Como los de antes. Noventa minutos para cambiar la historia y para dejar un recuerdo imborrable. Sigan creyendo en ellos y en él, estamos en el mejor momento de la temporada y queda toda la segunda vuelta. Yo no me lo pienso perder. De momento, este ha sido un gran regalo de Reyes. El año no pinta nada mal. Y sí, ya lo sé... a lo mejor me paso. Pero Granero también se pasó de frenada y tampoco pasó nada. Tenemos a Diego López. Disfrutemos de esta fiesta semanal que nos ha regalado el equipo.

Las noticias más...