Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

opinión de oriol vidal

Darder convierte el plomo en oro

El alquimista del ‘quiquenaccio’ despejó los nervios. Es hora de ambición.

Oriol Vidal Oriol Vidal
09/01/2018

 

Hace casi treinta años Albesa hizo sobrevivir al Espanyol en La Rosaleda y el idilio con el templo boquerón ha rebrotado en la última década. Cinco victorias en las seis últimas visitas: un dato que habla de amor. Como el que tiene Sergi Darder por Málaga, donde se lo llevó para su espaldarazo definitivo Josep Manel Casanova, donde debutó en Primera y se hizo de élite y, para colmo, donde consiguió ayer su esperado primer gol como jugador del Espanyol tras rozarlo tantas veces. El de Artà pidió perdón a la parroquia local mientras la perica ya tarda en aclamarle: “El Darder serà sempre nostre!”. Con su ráfaga, Sergi convirtió el plomo del partido en oro. El alquimista del ‘quiquenaccio’ despejó los nervios. Es hora de ambición.

Torturado aún el equipo por el naufragio canario y la urgencia copera, a Quique no le tembló el pulso para atrincherarse y redoblar su apuesta amarrategui. La voracidad perica alcanzó pronto su objetivo y al cuarto de hora pasó al siguiente, un proteccionismo atroz, no fuera que el listo de Keko encontrara aún más pasillos por el flanco izquierdo. Resistieron bien el tipo Hermoso y David a pesar de la hipoteca de sus amarillas tempranas; aunque para capacidad de aguante, la de la audiencia del partido, puro hormigón indigerible. El Espanyol no pasó de cavar trincheras. Gerard, insustancial como nunca, quedó licuado en sudor y el duelo a regañadientes quedó para la posteridad como un horror estético... por más que en las estadísticas va a quedar precioso. Son las dos caras de QSF. Cuando el pragmatismo prende y funciona, le comprarías hasta un ventilador en el Ártico. Y bien, aunque veo a gente que dice que no, ya me lo dirán si cae también el Athletic... aunque sin el esencial David, sancionado, será más difícil.

Aplaudamos el ingreso de Dídac, genial en la cobertura a Aarón y hasta merecedor del 0-2. Respetemos a este grupo sufriente, dolido por la endeblez de otras tardes y lastrado moralmente por un rendimiento inesperado. Y exijamos, sí, exijamos mucho más, porque donde hay actitud y hay aptitud debería el socio del RCDE encontrar mucho más; porque sí, porque se puede. De momento, a rematar ante el Levante los dos triunfos ante el Atleti y el Málaga. La rehabilitación del Espanyol acompañada de un paso más en la Copa revertiría mucho desapego en la grada y quizá sería la extensión definitiva al clic que pareció hacer el equipo con el penalti parado por Pau a Jonathan Viera en Las Palmas. Pau, ese que algunos ya quieren hasta en la grada. Pau, menudo nombre en esta entidad siempre en guerra. El fútbol y sus paradojas bien tienen derecho a sonreír a este bendito Espanyol.

Las noticias más...