Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

Crisis, la pelota no entra

Dani Ballart Dani Ballart
20/11/2017

 

Era un gran partido. En una hora normal en un día normal. Perfecto para una buena asistencia de público, tal como fue. Veinticinco mil personas, la mejor entrada de la temporada, se agruparon para dar alas al equipo en un momento muy necesario para intentar sumar todos juntos los tres puntos. Las cosas no empezaron bien con la lesión de Leo Baptistao en el minuto 12, pero el Espanyol acabó arrasando al Valencia en los primeros 45 minutos. El Valencia era una caricatura de sí mismo. No se encontraba a gusto ya que el Espanyol estaba jugando de miedo, pero ya saben que cuando no aprovechas tus oportunidades lo acabas pagando. Así fue. La calidad che hizo el resto. El primer gol recibido fue un mazazo brutal del que fue imposible recuperarse. El segundo fue una acción de mala suerte y de error de concepto. La cuestión es que fue un jarro de agua muy fría.

En una semana donde Jordi Lardín no ha parado de comparecer en los medios de comunicación solo para echar gasolina con sus declaraciones sobre Pau y un compañero que juega en el Málaga como Roberto. Muy enfadado está el vestuario perico con este tipo de opiniones, que no aportan nada y que las personas que ostentan cargos de responsabilidad deberían cuidar para no hablar como si estuvieran en un bar. La imagen del club está por encima de los egos de las personas que trabajan en él. Dicho lo cuál, es el momento de encender alguna alarma para poner énfasis en el problema ofensivo del equipo. Cuando un grupo humano está diseñado para enfrentarse a grandes retos y los objetivos empiezan a diluirse, hay que preocuparse por no caer en el gran desánimo. No será ni el primer ni el último equipo diseñado para mucho más y que acaba pagándolo cayendo en el pozo. Cuidado, no nos quememos en una temporada que hasta la fecha es cruz. El equipo juega bien, de eso no hay duda, pero la pelota no entra. Y fuera las sensaciones, ya que estas no dan puntos. Resultará importante saber el alcance de la lesión de Leo, ya que es un fijo para el míster. De momento los fichajes de esta temporada parece que tampoco cuentan mucho para sustituir a un hombre de confianza como el italobrasileño.