Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

En clara línea ascendente

 

Victoria y tres puntos muy importantes ante un Betis que hizo una fortísima inversión económica en el pasado verano para mejorar el nivel de un equipo que, sin ir más lejos, logró superar al Real Madrid en el Santiago Bernabéu. El RCDE se consolida en la parte cómoda de la tabla, con claras aspiraciones de escalar posiciones y entrar en la zona más noble de la tabla. Valoro positivamente esta victoria, que hace bueno el empate en Anoeta. El encuentro, en general, fue muy igualado y creo que el Espanyol fue digno y justo ganador ante un rival que dispuso de escasas ocasiones y que se encontró con un Pau López nuevamente estelar. Buen trabajo y a seguir sumando para dar el salto de calidad que pide la afición perica, tras un inicio titubeante de temporada. Sigo creyendo en este grupo, en su entrenador y mantengo plena confianza en la progresión del grupo, a medida que avance la competición.
Con el presente artículo quiero informarles que hoy cierro una etapa muy feliz en La Grada. A las puertas de la edición número 600, considero que ha llegado el momento de apartarme y ceder el testigo a profesionales muy válidos que mantendrán vivo el buen nivel periodístico que siempre ha distinguido a la presente publicación. La Grada nació gracias a la tenacidad y la lucha de mi gran amigo Josep Sánchez, un fajador nato, como todo perico de ley, con un espíritu informativo digno de mi mayor elogio. Como en toda aventura periodística, especialmente en este formato de papel, el recorrido no ha resultado nada sencillo. Josep ha batallado contra todo y contra todos, hasta decidir que la etapa tocaba a su fin. Desde el momento que me comunicó su decisión, tuve muy claro que mi periplo en La Grada también había finalizado. Llegué gracias a Josep y, junto a él, lo dejo. Es simple cuestión de fidelidad y lealtad al amigo, un infatigable profesional al que espero que, algún día cercano, se le valore y reconozca tan impecable trabajo y dedicación desde la vertiente de la prensa dedicada al RCDE, por todas las grandes dificultades que entraña la aventura. Deseo muchos éxitos a los compañeros que sigan en la redacción de La Grada, unos enormes profesionales que siempre han priorizado la calidad periodística del producto por encima de intereses personales. Gracias Josep, gracias compañeros y, sobre todo, millones de gracias a vosotros, queridos lectores por seguir dando vida a este medio, en momentos tan complicados. En ocasiones habrán compartido mi criterio, en otras muchas habrán discrepado. Pero les garantizo que esta tribuna siempre ha venido marcada por la total y absoluta libertad brindada por el medio, motivo que valoro y agradezco. Sólo les pido que sigan comprando La Grada para que el diario siga vivo, con su habitual frescura informativa. Mucha suerte pericos, hasta siempre. Seguro que volveremos a encontrarnos en algún lugar de este apasionante camino del periodismo. Que seáis muy felices.

Las noticias más...