Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

Al César lo que es del César...

José A. Meca
17/12/2017

 

Hay un antiguo refrán que dice que cuando el diablo no tiene nada que hacer, mata moscas con el rabo. Está claro que el juego del equipo y lo que podemos ver sobre el césped no genera interés suficiente y que la atención general vaya por otros derroteros.

También hay que reconocer que es una actitud muy perica en cuanto vienen mal dadas. No viene de ahora, es algo impregnado en nuestro ADN y a los primeros síntomas de crisis existe una tendencia natural en querer “canibalizarnos” y entrar en polémicas que, lejos de sumar, generan mal rollo entre la masa social. Mal asunto.

Sobre el tema de banderas, cánticos y demás, cada cuál tendrá su opinión y hará lo que crea conveniente (mientras no generen violencia) bajo su forma de entender el deporte o la entidad. En cualquier caso, tanto el club como una inmensa mayoría de socios y aficionados decidieron en su momento apostar e incentivar únicamente el uso de la bandera y los colores blanquiazules del RCDE en el estadio, iniciativa que, si persiste, solo puede traer cosas positivas. Más incluso de las que pueden llegar a pensar.

Por otro lado, es motivo de queja hacia el club por parte de algunos socios y simpatizantes el hecho que durante la campaña determinados partidos políticos hayan decidido montar stands en las inmediaciones del estadio. Esto puede ser del desagrado de las personas que no son simpatizantes ideológicos de dichos partidos, cosa que es perfectamente entendible, pero que nunca, en ningún caso, es responsabilidad del club.

El RCDE no puede oponerse, ya que es una competencia del ayuntamiento de Cornellà, y si un partido político, sea cual sea, solicita instalar un stand durante la campaña y el Ayuntamiento se lo concede, el RCDE no puede hacer absolutamente nada.
El hecho que los partidos políticos que han decidido hacer campaña hasta el momento sean de una corriente ideológica u otra, es algo que va en función de los partidos que soliciten dicho permiso. Es decir, que si cualquier partido político, sea el que sea, solicita poner el stand y el Ayuntamiento se lo concede, no duden que podrían ponerse sin ningún problema. Dicho esto, cada partido político sabrá si es de su interés o no, pero insisto, el RCDE no tiene potestad para decidir ni si se hace campaña, ni quién la hace.
Con lo que carece totalmente de sentido reprochar o reprobar nada al Espanyol por este caso concreto. No sería justo.

Al final, y viendo el rendimiento deportivo del equipo, los complicados horarios que estamos sufriendo los socios, y el desencanto general con el que vamos a cerrar el año, sería fantástico que ahorrásemos fuerzas en polémicas que no nos llevan a ningún sitio y solo sirven para desgastarnos, y ahorrarlas por si las pudiéramos necesitar.