Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

Buscando culpables desesperadamente

Raquel Mateos Raquel Mateos
15/12/2017

 

Vamos a ser objetivos. Estamos en la posición 16 de la tabla, 16 puntos, solo cuatro por encima del descenso. Hemos marcado los mismos goles que el colista: Las Palmas, que es precisamente nuestro rival de mañana domingo. No hemos ganado ni un partido lejos de Cornellà, siendo el único equipo de Primera que todavía no lo ha conseguido. En feudo rival, hemos anotado tres goles. El bagaje y la creación en ataque va a menos. No hay acierto. No hay estilo propio. Ni creación... Y así, tras quince jornadas, tenemos un punto menos que cuando se echó de malas maneras a Sergio González.

¿Qué? ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo? Mal, ¿verdad? Pues así llevo toda la
semana, con un mal rollo encima que no puedo con él. Realmente esta crisis deportiva no es de agrado de nadie. Después, puestos a ser subjetivos, podemos entrar en el análisis de la responsabilidad del míster y los jugadores en la situación.

No voy a renunciar a exigir más a esta plantilla porque a priori es mejor que la que teníamos cuando llegó Chen. ¿Dónde está el problema? ¿En la gestión de los fichajes? Quizás, algo haya influido. No olvidemos que el límite salarial lastró las operaciones.

¿En los jugadores? Dicen que son cosas del fútbol. Ellos están de paso, pero la afición tiene memoria, se le ha prometido el paraíso y unos objetivos a los que no piensa renunciar. ¿En el míster? No me gustó nada lo que dijo en la rueda de prensa post del lunes. Resulta que ha trascendido que le echa la culpa al rendimiento de algunos jugadores. Mal. Lo que hace falta es menos discursos filosóficos, más honestidad, más compromiso, más entrega y orgullo por la camiseta, más líderes dentro y fuera del campo. Sin eso, no os ganaréis nunca la paciencia y admiración incondicional de la afición.

Las noticias más...