Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

Bálsamo del tigre

Dani Ballart Dani Ballart
28/11/2017

 

En mis viajes por el mundo encontré un sinfín de curiosidades. Una de ellas fue en Singapur. Un bote pequeñísimo con un tapón amarillo y la imagen de un tigre en la etiqueta. Era una crema de masaje que aportaba un calor inexplicable. Era genial para las contusiones y la mejoría era inmediata. El Espanyol necesitaba los tres puntos como si se tratara de un masaje con la citada crema balsámica. Demasiados golpes estábamos sufriendo. Solo una victoria en los últimos seis partidos precedían al Getafe. Daba igual como se consiguiera pero el objetivo era ganar, después ganar y para acabar ganar. La ilusión era encontrarse con las mejores sensaciones del equipo, pero en situaciones de presión y necesidad de puntos difícilmente vienen con buen juego. La primera parte empezó con la mala suerte que nos caracteriza las últimas jornadas. Un palo de Hermoso y un fuera de juego muy justo que anulaba el primer gol perico. Después llegó una contra del Getafe y a medida que avanzaba el dos contra uno todos intuíamos el final de la jugada como si de ir al matadero se tratase, pero primero Pau y después David López en la línea de gol salvaron milagrosamente la ventaja madrileña.

Los miedos aparecieron y los blanquiazules se agarrotaron. El final de los primeros 45 minutos fue un alivio. La segunda parte empezó con cambios, algo inusual en el míster. Las cosas no cambiaban pero la suerte de tener a Gerard es infinita. Una falta lateral sacada por Piatti hizo que nuestro líder nos diera ventaja. Había que obviar la imagen mostrada, solo valía el resultado y se debía defender con uñas y dientes. No importaba lo que pensara la gente sobre si podía ser una victoria merecida o no. Los tres puntos eran lo necesario. Eran nuestro bálsamo. Así fue. Las caras finales no fueron de alegría, fueron de alivio. Para que después digan que a veces lo importante solo es el resultado. Tres puntos que nos ayudarán a creer y crecer. Ahora toca Copa. Paso a paso para lo que puede ser una gran semana.

Las noticias más...