Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN CARLOS FANLO

El Athletic catalán

Eso es lo que se busca y, a pesar de que es complicado y se necesitarán años para lograrlo, es el sueño de muchos

Carlos Fanlo @fanlillo
11/07/2018

 

Llevo muchos años informando sobre el filial del Espanyol. Han sido muchos partidos, muchos jugadores, muchas amistades. Incluso algún que otro encontronazo sin importancia. Pero lo que tengo claro es que el Espanyol tiene, sin duda, una de las mejores canteras de España y, a pesar de haber visto varios descensos a Tercera, uno de los mejores filiales.
Son muchísimos los futbolistas que he visto pasar por el Espanyol B. Unos con más fortuna que otros, pero todos ellos merecedores de defender estos colores -siempre hay excepciones que llegan al equipo por decisiones de club-. Recuerdo especialmente el caso de Julián López de Lerma: un jugador que lo tenía todo para comerse el mundo, pero que tuvo la mala suerte de sufrir en tres ocasiones -una cuarta una vez retirado- una de las peores lesiones que puede tener un futbolista: rotura del ligamento cruzado anterior. El pacense, un mediocentro de un toque exquisito, tuvo que retirarse. El fútbol se perdió a un jugón, estoy convencido.
Pero más allá de casos pasados, la nueva filosofía que pretende seguir el Espanyol me encanta. Que todos los jugadores de la primera plantilla sean de la cantera sería algo muy, pero que muy grande. Creo que todos los pericos deberíamos sentirnos orgullosos si ello acaba sucediendo; estamos en camino, y si no miren el actual equipo: Aarón, Javi López, Dídac Vilà, Sergio Sánchez, David López, Darder, Melendo, Marc Roca y Álvaro Vázquez son los jugadores del primer equipo formados en las categoría inferiores del Espanyol que se encuentran en el conjunto de Rubi, a los que hay que añadir a los que han ascendido este curso -Pipa, Álex López y Puado-. Nada mal.
Además de ello, el Espanyol se ha garantizado la continuidad de dos de sus perlas, Lluís López y Pol Lozano, que serán del primer equipo el curso que viene. Llegados en categoría benjamín, corre sangre blanquiazul por sus venas y lo demuestran continuamente en actos y en redes sociales. Jugadores así, siempre en mi equipo. Prefiero mil veces a un futbolista así que a un externo que para él, el Espanyol no sea más que un equipo más en su carrera que le pagará el sueldo a fin de mes.
El Athletic catalán. Eso es lo que se busca y, a pesar de que es complicado y se necesitarán años para lograrlo, es el sueño de muchos. Viendo lo que ha crecido el fútbol base perico -el nivel, repito, es espectacular, aunque hay que ir con cuidado con según qué decisiones- cada vez lo veo más cercano. Y me alegra que en el seno del club también se vea así. De momento, con Pol Lozano nos garantizamos un mediocentro para muchos años. Personalmente, soy un enamorado del juego de un futbolista que, con 18 años, juega como un auténtico veterano. Como le dije en el momento de su renovación, no sé si se alegra más él o yo. Si nada se tuerce, preparen el babero para el próximo curso. De momento dará clases de fútbol en Segunda B, como el la pasada temporada dio en Tercera siendo juvenil.

Las noticias más...