Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN JOSË SÁNCHEZ

Algunos hombres buenos

La victoria frente a los blancos es una demostración palpable de que tenemos un buen puñado de futbolistas capaces de orquestar un buen encuentro

José Sánchez José Sánchez
02/03/2018

 

En el último artículo, previo al encuentro frente al equipo merengue, lo apostaba todo a la profesionalidad de los jugadores de aquí a final de temporada. La victoria frente a los blancos es una demostración palpable de que tenemos un buen puñado de futbolistas capaces de orquestar un buen encuentro cuando se juntan una serie de factores: motivación, oportunidad y necesidad. La motivación frente a los grandes no les ha faltado en ningún encuentro, prueba de ello los buenos resultados cosechados. La oportunidad la han sabido aprovechar y cuanto peor parecen estar, mejores réditos cosechan. Y qué mejor oportunidad que lograr un buen resultado ante tu afición para cortar de raíz la música de viento. Y, por último, la necesidad, la urgencia de alejarse del fuego cuando ya se ve cerca el resplandor de las llamas es el mejor acicate, sobre todo porque este equipo no está concebido para sufrir y no sabemos cómo respondería en esas circunstancias.
Un equipo decía, plagado de buenos futbolistas y entre los que destaca un puñado de hombres que son insustituibles y que se han erigido en la columna vertebral de esta segunda entrega de QSF. David López ya es para muchos El Kaiser de Sant Cugat, y junto al otro López, Diego, son el último baluarte que sostiene al equipo. En el centro del campo, el ‘último de la fila’: La Roca Sánchez, ha pasado por delante de varios compañeros y se ha ganado el puesto en tres tardes dándole otro aire al equipo. Y delante, cómo no, Gerard Moreno ha dado un salto estratosférico convirtiéndose en el alma de este equipo. Secundado, eso sí, por un Sergio García que ha sabido ejecutar el rol que le ha otorgado el míster y que se merece ya la renovación. Personalmente siempre aplaudí su vuelta y solo era cuestión de tiempo que acabara convirtiéndose en otro jugador referencia.
Mañana, frente al Levante, veremos qué versión nos ofrece el equipo. Si el dubitativo, ramplón y falto de ideas de La Coruña o el sólido, peleón y disciplinado, que lucha hasta el último minuto como el pasado martes frente al Real Madrid. Si el equipo capaz de ganar a cualquiera o aquel al que los más modestos le sacan los colores. Es la tarea titánica a la que se enfrenta Quique y que todavía no ha sido capaz de solucionar: lograr la regularidad.
A pesar de que la sensación general es que esta temporada ya está vista para sentencia, lo cierto es que nos queda un tramo de campeonato que puede ser muy emocionante si somos capaces de encadenar tres victorias consecutivas. Pero independientemente de cuál sea la evolución de lo que queda de curso, al final de este ejercicio estaremos ante la verdadera prueba del ‘9’ del proyecto de Chen. Volvemos a proclamar a bombo y platillo que el Espanyol está obligado a hacer una venta importante de cara a la próxima liga. Y mucho se ha especulado con la posible salida de Aarón, que no lo descarto. Pero la experiencia me dice que solo se compra lo mejor, y en este momento el jugador más en forma del equipo no es otro que Gerard Moreno. No me ha extrañado en absoluto que se empiece a especular con el interés de equipos como el Valencia. ¿Venderán para hacer caja a un jugador carismático como Gerard, que ya se ha convertido en el ídolo que necesitaba la afición? Nadie es imprescindible, pero sería un grave error, sería un (otro) paso atrás. 

Las noticias más...