Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

Se acabaron los regalos

Moisés Hurtado Moisés Hurtado
05/01/2017

 

Estamos en época de regalos y nosotros ya hemos agotado el cupo de regalos con la Copa. Pese a todo, el objetivo del equipo sigue intacto y más al alcance que nunca. No podemos entrar en dudas a estas alturas respecto a la reacción de los nuestros. El cortafuegos debe ser hoy. Cualquier cosa que no sea ganar al Deportivo emborronará la gran evolución del equipo en este último tramo de la primera vuelta. El final de año, entre resultados y polémicas varias, no acabó bien para nuestros intereses.

Ellos vienen de remontar al Alavés en la eliminatoria de Copa. Anímicamente, quizás bien pero con cansancio físico obvio. Después de las vacaciones, las recuperaciones de las fuerzas acostumbran a ser algo más costosas que el resto de temporada. Sin embargo, el factor desequilibrante en el fútbol profesional –y el deporte en general- acostumbra a residir en la mentalidad. En este campo, los de Quique han dado un paso muy grande respecto de aquel equipo al que le temblaba el pulso en los minutos finales. Sabemos de nuestras debilidades –no acabamos de dominar los partidos-, pero también sabemos de nuestras fortalezas. El equipo compite siempre y es difícil de batir. Veremos hasta dónde nos alcanzan nuestras virtudes.

La capacidad de concentración, tanto en los partidos que anteceden como que preceden las vacaciones, suele ser un factor muy a tener en cuenta. Suelen haber sorpresas en estas fechas. Sin ir más lejos, hace un año escribí aquí mismo sobre el peligro de recibir a un equipo como el Eibar –quien hace de la intensidad su mejor arma-. Sinceramente, creo que el Depor es un rival menos fiable en ese aspecto. Me mojo y espero no salpicarme. Alberga muchos jugadores foráneos y veremos qué grado de adaptación a la competición van a tener. Por su entrenador no creo que les falte motivación. Garitano es un fanático de la concentración e intentará que sus jugadores no se despisten.

Nadie quiere carbón. La gente no se lo merece. Es importante empezar el año con buen pie, aunque suene a tópico. Es evidente que nunca vamos a decir “bueno, este partido se puede perder…”, pero, para nosotros, sería encadenar tres victorias seguidas en Liga en nuestra casa. Sin duda, no puede haber mejor celebración para felicitarnos todos por llegar a la gran cifra de 28.000 socios. Una grandísima noticia. Esperemos que Cornellà sea, de una vez por todas, un fortín y poder irlo llenado poquito a poquito. Sería mi deseo para el nuevo año que entra.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario La Grada

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla