Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

CONTRACRÓNICA

¡A por el décimo puesto!

La última jornada tiene muchos alicientes. El primero debe ser luchar por la décima posición en la tabla

Xavier Ensenyat Xavier Ensenyat
14/05/2018

 

El minuto 12 logró emocionarme. El videomarcador del estadio mostró imágenes de Dámaso Perico, mientras sonaban los aplausos y la Penya Juvenil enseñaba una bonita pancarta que rezaba (y nunca mejor dicho): ‘El Bombo de Sarriá. Dámaso DEP’.
Me vino a la cabeza una de las imágenes que me marcaron en mi más tierna infancia. Cuando iba a Sarrià con mi padre le veía vistiendo de torero (también me impactó una tarde con sabor a puro con disfraz de centurión romano) tocando ese bombo. Estaba sentado (cuando se podía) en el Gol Sur y veía cómo Dámaso daba la vuelta al campo aporreando su bombo con entusiasmo. En aquel momento no entendía demasiado el significado de aquello. ¿Por qué lo hacía? ¿Era necesario tocar el tambor...y además hacerlo dando vueltas al estadio? Con el tiempo comprendí que si lograba arrancar una arenga extra hacia el equipo su esfuerzo ya valía la pena.
Después, sin llegar a conocerle nunca personalmente, nos hicimos amigos en Facebook. Y de vez en cuando me dejaba un frase en algún post que terminaba con un “bendiciones Xavier”. Un ejemplo de amor al Espanyol sin pedir nada a cambio. Le echaremos mucho de menos.


Los tres tenores afinaron
En el choque de ayer marcaron los ‘Tres Tenores’, además del ‘Duende’. De nuevo Gerard abrió la lata (siempre es el tanto más difícil). Pero el de Santa Perpètua de Mogoda no solo marca goles sino que los genera. En el 2-0 hizo la pared que dejó completamente solo a Leo Baptistao para que éste hiciera el pase de la muerte a Sergio García. Y en el 3-0 combinó con el del Bon Pastor para que éste asistiera al brasileño, que halló el camino de la red.
Un ‘peNaldo’ extraño por mano del central (no por polémico si no por absurdo) acortó distancias, pero ayer fue un monólogo perico certificado por Piatti, que tras una temporada muy discreta también quiso sumarse a la fiesta provocando un penalti y transformándolo él mismo.

No se vayan todavía, aún hay más
La última jornada tiene muchos alicientes. El primero debe ser luchar por la décima posición en la tabla. O lo que es lo mismo, la primera página del teletexto, que decía Daniel Sánchez Llibre. Un salto de calidad de cientos de miles de euros si tenemos en cuenta aspectos como el dinero de las televisiones y el límite salarial.
Un tremendo éxito si pensamos cómo ha ido la temporada. Para ello tenemos que ganar irremediablemente en San Mamés el próximo domingo, que la Real Sociedad doble la rodilla en el Camp Nou (aunque nos fastidie que un equipo blanquiazul caiga ante los culés), que el Alavés no gane en el Sánchez Pizjuán y que el Girona tampoco logre los tres puntos en el feudo de la UD Las Palmas. A priori, este último parece el resultado más difícil porque el equipo de Paco Jémez está descendido y desmotivado, por mucho que los gerundenses hayan perdido fuelle en este 'rush' final.
De producirse esta carambola, el Espanyol acabaría en una milagrosa décima plaza gracias a un remontada de ensueño. Y de paso nos clasificaríamos para la Supercopa de Catalunya, a lo que solo tienen acceso los dos primeros catalanes clasificados de la LaLiga. Permítanme la broma, pero me gustaría adelantarme a la pregunta que se plantea en estas páginas. ¿Primaría a la UD Las Palmas? 

Las noticias más...