Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

117 años de historia nos piden algo más

José Sánchez José Sánchez
27/10/2017

 

Ha sido una gran experiencia poder repasar y hojear las páginas de publicaciones centenarias. ¡Publicaciones de 1900! He de agradecer a Pablo Ornaque que haya querido dar esta exclusiva a La Grada, modestamente creo que ha sido un premio a mi fidelidad al Espanyol y a una antigua amistad que nació en la defensa del desaparecido Sarrià.
En estos tiempos en que se ha impuesto lo digital y el papel languidece es cuando más valor se le debe dar a estos pedazos de historia. Dentro de unos años no quedará nada de esta época oscura: la memoria electrónica se desvanece, en cambio, el papel sigue guardando secretos después de cientos de años.
De la animada charla con Ornaque también ha salido un compromiso personal por trabajar para recuperar el espíritu fundacional del Espanyol. Este Espanyol vaciado de todo contenido: deportivo, económico e histórico. Vendido al mejor postor, debe resurgir de sus cenizas y recuperar el lugar que le corresponde y que por desidia hemos abandonado. Desidia y una mala gestión abrumadora.
117 años nos contemplan estupefactos al ver lo que hemos hecho con el club. Porque no nos engañemos, lo hemos puesto en peligro y sus señas de identidad peligran. No tenemos ninguna garantía de que en el futuro dejemos a nuestros hijos el club que heredamos de nuestros padres.
La ‘empresa de fútbol’ tiene un objetivo económico, legitimo por otra parte, pero los pericos tenemos otros intereses. Queremos que nuestro Espanyol crezca socialmente y que nuestro escudo, nuestros colores y nuestra historia sean conocidos y respetados. Es el momento de que la Fundació dé un paso al frente para recuperar y promover nuestra historia. Solo nos queda eso, la historia, pero es una historia llena de épica y que muchos deberían conocer.
La recuperación de las secciones es una buena idea que va en la misma dirección y hay que apoyarla.
Queda mucho por hacer.

P.D. Las fechas señaladas son un buen momento para iniciar proyectos o cerrar etapas. El 28 de octubre de 1995 puse en marcha con mi socio, Norbert Gaspar el ‘Blanc i Blau’; y hoy, 28 de octubre, 22 años después, cierro una etapa de cinco años con otro ‘hijo’ periodístico, La Grada. Una poda es tan dolorosa como necesaria para el crecimiento de un árbol. Larga vida a La Grada.
¡Nos veremos en las barricadas!
Salut i Espanyol!

Las noticias más...