Diario La Grada | Domingo, 19 de agosto de 2018

9:56 h. DEFENDIÓ A LA AFICIÓN

El Espanyol aboga por cerrar la polémica con Piqué

"La verdad es que nuestra afición fue respetuosa con eso hasta que se produjo el gol. Hubo una cierta provocación (por parte de Piqué) y eso desencadena en situaciones que son difíciles de controlar"

EFE - Redacción 06/02/2018

El vicepresidente del Espanyol, Adolf Rousaud, abogó por "cerrar la polémica" en relación a la celebración del jugador del Barcelona Gerard Piqué en el último derbi y sus posteriores declaraciones en las que señaló que el club blanquiazul está "cada vez más desarraigado" con la ciudad.

"Lo que toca es cerrar la polémica. Si seguimos haciendo declaraciones sobre declaraciones esto no va a terminar nunca", apuntó el directivo del Espanyol antes de la celebración de la entrega de premios de la 70 edición de la Gala del diario 'Mundo Deportivo'.

Rousaud se refirió a las declaraciones posteriores al encuentro que se celebró ayer, cuando el zaguero consideró que el club blanquiazul "está cada vez más desarraigado" de Barcelona debido, en parte, a tener un propietario chino. "El señor Piqué hizo unas declaraciones al principio que podían ofender a socios del Espanyol, luego habló de gente de Cornellà de Llobregat, que son 86.000, y luego se refirió a ciudadanos chinos que son muchos más", apuntó Rousaud.

En este sentido, afirmó que este tipo de declaraciones pueden alargar la polémica: "Cortémoslo ya porque esto puede tener una escalada sin fin. Dentro de esos colectivos, excepto en el caso de los socios del Espanyol, también hay socios del Barça, y puedes ofender a tu propia gente".

Sobre los insultos que la afición del Espanyol propinó en contra Piqué después del gol, el vicepresidente de la entidad defendió que el club "actuó con todas las medidas preventivas".

"La verdad es que nuestra afición fue respetuosa con eso hasta que se produjo el gol. Hubo una cierta provocación (por parte de Piqué) y eso desencadena en situaciones que son difíciles de controlar", zanjó.