Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

CRÓNICA JUVENIL A-MALLORCA (2-1)

Victoria de fe en el último suspiro

El Espanyol remontó por primera vez un partido gracias a su gran juego en los últimos veinte minutos para llevarse tres puntos de oro ante un rival que llegaba a la Dani Jarque como líder

Roger Macías Roger Macías
11/11/2017

 

El Juvenil A logró una victoria fundamental este sábado por la tarde ante un potente Mallorca que llegaba como líder a la Ciudad Deportiva Dani Jarque (2-1). Tal y como se esperaba fue un partido muy competido e igualado y en el que la fe y el acabar más fuerte permitió a los de Luis Blanco lograr una agónica victoria, con el tanto en propia meta del visitante Óscar en el minuto 90. Así por primera vez en la temporada los blanquiazules remontaron un encuentro. "Reconociendo que no hemos estado a nuestro mejor nivel, concediendo demasiadas ocasiones de gol al rival, salgo contento del partido porque hemos ideo de menos a más, hemos jugado con personalidad y hemos tenido fe en la victoria. A pesar de los errores cometidos, es un partido para estar contentos", valoró el técnico del Juvenil A, Luis Blanco.

Se trata de la segunda victoria seguida de un Espanyol que redujo la distancia con el Mallorca a un solo punto. De todas formas, el equipo sigue quinto dado que los otros tres rivales de la zona alta también ganaron sus respectivos partidos (el nuevo líder, El Olivar, Barça y Girona). En cualquier caso la clasificación está en un puño con el Juvenil A a solo tres puntos del primer puesto.

La primera parte fue muy igualada. El Juvenil A llevó la iniciativa en el juego, pero el Mallorca se plantó bien en el campo y no fue nada fácil crear ocasiones de peligro. La primera oportunidad peligrosa, de hecho, fue de los visitantes en el minuto 9 en un uno contra uno de Tofol que Joan García despejó. Lo cierto es que el portero blanquiazul tuvo una gran actuación y sus intervenciones fueron determinantes para lograr la victoria. En la continuación de la jugada volvió a sacar una mano para mandar un balón a córner en un cabezazo de Víctor.

No fue hasta el minuto 20 cuando el Espanyol tuvo su primera acción destacada en un posible penalti sobre Brugué tras una jugada de Gilbert y Salvans. Más tarde lo probaría Sergi García en un disparo lejano ante las dificultades para acercarse al área. Poco antes del descanso ambos equipos tuvieron la oportunidad de marcar. Primero fue el Mallorca en el minuto 41 en un disparo de Víctor cuando lo tenía todo a favor. Por suerte para el Espanyol el delantero mallorquín estuvo muy fallón ante puerta. Y en la siguiente jugada fue el Juvenil A el que tuvo su mejor oportunidad del primer tiempo en un disparo de Salvans entrando por la derecha. El extremo estuvo muy activo a lo largo del choque. Tras el rechace de su disparo, Gilbert remató a bocajarro pero tuvo al portero visitante muy cerca y éste atajó el balón.

Desconcierto

Al inicio de la segunda parte fue cuando el Espanyol lo pasó peor. El Mallorca salió con mucha ambición, apretó y dispuso de diversas oportunidades. En el minuto 50 Víctor tuvo otro uno contra uno que desperdició. Cinco minutos después, Tofol, uno de los jugadores más habilidosos del Mallorca, disparó entrando por la izquierda pero Joan García, de nuevo acertado, desvió a córner. A continuación Víctor la envió alta solo ante el guardameta del Espanyol. Pero los de Luis Blanco no reaccionaban y al final en una jugada mucho menos peligrosa llegó el tanto visitante. Tras un rechace de la defensa el balón llegó a las botas de Óscar, que, desde muy lejos, le salió un disparo, o quizás un centro al área muy bombeado que cogió a la defensa y al portero del Juvenil A saliendo unos metros. Y desafortunadamente el balón sorprendió por arriba a Joan García. Y aún pudo ser peor cuando en el minuto 64 de nuevo Víctor se plantó solo delante de Joan García, pero con un paradón desvió a córner.

Gran reacción

Entonces el Espanyol reaccionó y se hizo con el control del juego ante un Mallorca que retrasó líneas para intentar conservar la ventaja. Ribelles entró por Gila y el Juvenil A pasó de un 4-2-3-1 a un 4-4-2 con el propio Ribelles y Brugué en punta, Gilbert en la banda izquierda (empezó de mediapunta) y Salvans, incansable, por la derecha, con Iván Gil y Coll en el centro del campo. Al poco de entrar, Ribelles fue objeto de un posible penalti pero el árbitro pitó fuera de juego. Y acto seguido, en el minuto 71, Brugué empató en un gran disparo desde cerca del punto de penalti mandando el baló al palo contrario del que se esperaba el portero. Salvans fue quien le puso el centro desde la derecha. Eso indudablemente animó al Espanyol, que fue el amo y señor del partido en los últimos veinte minutos.

Salvans, a pase de Burgué, lo intentó poco después pero el portero Diego desvió a córner. En el minuto 79 un buen disparo de Ribelles fue de nuevo despejado por Diego. El rechace le cayó a Gilbert pero el portero desvió a córner. Aunque, eso sí, el Espanyol tuvo un último susto a la contra dado que el visitante Arasa perdonó solo ante un inconmensurable Joan García, que evitó el 1-2.

El Juvenil A no dejó de buscar el gol de la victoria. El lateral derecho, Dani Reina, que tuvo una buena actuación, disparó desde lejos entrando por su banda. Y, cuando el empate a uno parecía inevitable, en el minuto 90 llegó el gol de la victoria, en una acción un tanto afortunada, aunque los visitantes también tuvieron suerte en su gol. Ribelles le dio un buen balón al espacio a Gilbert, que entrando por la derecha puso un centro peligroso y el defensor Óscar, el autor del gol visitante, sin querer, desvió el balón en su propia portería. El banquillo del Espanyol saltó de alegría a celebrarlo con todos los jugadores dado que la victoria valía su peso en oro.

En el tiempo añadido el Espanyol supo conservar la ventaja en el marcador sin que el Mallorca inquietara la portería de Joan García. Luis Blanco dio entrada a Saúl Coco para controlar mejor los balones colgados al área. Finalmente el Juvenil A se llevó un triunfo merecido fruto de la constancia y la fe para levantar un complicado partido ante un rival que dejó constancia de su calidad. "Me quedo con la segunda parte. En los últimos 25 minutos hemos hecho muy buen juego, hemos llegado muchas veces por fuera creando muchas ocasiones de gol y al final la insistencia ha tenido su premio", concluyó Luis Blanco. 

Juvenil A: Joan Garcia, Reina, Genar, Manrique, Torres (Corominas, min.64), Gila (Ribelles, min.68), Pau Salvans, Iván Gil (Coco, min.90), Brugué, Sergi Garcia (Oscar Coll, min.58) y Gilbert.

RCD Mallorca: Diego, Papa, Sureda, Oscar, Prada, Munar, Tofol (Fran, min.83), Pou (Samu, min.58), Víctor, Alberto (Thomas, min.73) y Arasa (Isi, min.88).

Goles: 0-1, Oscar (min.59); 1-1, Brugué (min.71) y 2-1, Oscar (p.p.) (min.90).

Árbitro: Sr. Alejandro Fernández Pérez. Amonestó a Sureda (min.44), Pou (min.45), Munar (min.50), Corominas (min.66).

Incidencias: Unos 700 espectadores en la Ciudad Deportiva Dani Jarque.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario La Grada

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

 
Última hora
Galerías de fotos
Running 1900
Encuesta del 17/11/2017

¿Cree que Sergio García debería ser titular habitualmente ante la falta de gol del equipo?

44.5%
8%
47.4%