Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

entrenadores del fútbol base

Corominas y Julián debutarán en fútbol-11

El primero llegó al club en 2003 y el segundo inició su carrera de técnico en 2012 tras su etapa como jugador

Roger Macías Roger Macías
16/07/2017

 

Dos entrenadores ‘veteranos’, del fútbol base, aunque jóvenes, Xavi Corominas y Julián López de Lerma, tendrán la oportunidad de debutar como técnicos del fútbol-11 tras muchos años dirigiendo a varios de los equipos del fútbol-7 del Espanyol. El primero lo hará como entrenador del Cadete B, mientras que el segundo dirigirá al Infantil B.

“Me hace mucha ilusión, estoy con muchas ganas. Hace tiempo que me apetecía entrenar en fútbol-11”, explicó Corominas, que de hecho para cerrar la temporada dirigió al Infantil A (la generación que entrenará) en un amistoso con victoria contra la selección china sub-14. El técnico entró en el club en 2003, con solo 16 años, para trabajar en la Escola y su debut como entrenador del fútbol base fue en la campaña 06/07 al frente del Prebenjamín, con 19 años, por lo que lleva media vida vinculado con el club.


Tres cuartos de lo mismo sucede con Julián López de Lerma, que llegó al Espanyol en la campaña 00/01 con catorce años para jugar en el Cadete B. Fue creciendo como jugador y en la 06/07 debutó con el primer equipo. Luego empezó su calvario con las lesiones que le llevó a dejar el fútbol prematuramente, con solo 24 años. Y poco después, reincorporado de nuevo al club como técnico, hizo su debut como primer entrenador mediada la campaña 12/13 al frente del Benjamín B, tras haber estado de segundo de Carles Martínez en el Alevín A. “Es un reto y una ilusión muy grande. Como entrenador pasas a lo que es la realidad futbolística y se amplían mucho más los horizontes de la enseñanza tanto para el jugador como el entrenador”, explicó Julián. “Como formador es una etapa muy bonita, el Infantil B es el paso del fútbol-7 al fútbol-11 y los jugadores tienen que asimilar conceptos novedosos, aparte de la dificultad añadida de que los rivales tienen un año más. Como entrenador, cuantas más cosas puedas enseñarles motiva mucho más”, reconoció Julián encantado con este nuevo reto.
Corominas ha entrenado tres temporadas al Prebenjamín, dos al Benjamín B, dos al Benjamín A, una al Alevín B y dos al Alevín A. Una ventaja que tendrá esta próxima campaña al frente del Cadete B es que se trata de la generación del 2003 que conoce perfectamente. “Entrenar al Cadete B no da miedo o impresión, pero sí que estás a la expectativa de a ver qué sucederá. Pero es una generación que conozco muy bien dado que la entrené tres años seguidos, en el Prebenjamín (10/11), Benjamín B (11/12) y Bernjamín A (12/13)”.
Julián López de Lerma, por su parte, ha dirigido dos campañas y medía al Benjamín A y un par al Alevín B. En su caso no ha coincidido con la generación del 2005 que entrenará la próxima campaña en el infantil B. En cualquier caso, está encantado con la posibilidad de trabajar en fútbol-11. “Tenía el gusanillo de dar ese salto. Como entrenador siempre quieres aprender y mejorar. Hay gente que quizás esté cómoda siempre en el fútbol-7, pero yo siento esa pasión de ser entrenador que te hace ser ambicioso. En fútbol-11 puedes aprender más y es un reto bonito”, reiteró.
En su carrera de entrenador, Corominas ha ganado seis ligas (dos con el Prebenjamín y el Benjamín B y una con el Benjamín A y el Alevín A), además de un Campionat de Catalunya esta última temporada con el Alevín A. “Este título era una espina clavada que tenía”. Además, hasta en seis ocasiones distintas ha ganado el prestigioso torneo de fútbol base del MIC en varias categorías. Lo cierto es que el técnico acaba de finalizar una de sus mejores temporadas con un Alevín A que ganó la liga y el Campionat de Catalunya, además de los torneos del MIC y la Power-GOL Cup. “Esta generación del 2005 es muy competitiva. He estado tres años seguidos con ellos y con el Benjamín A también ganamos la liga”. Curiosamente a la generación del 2003 que entrenará la próxima temporada “también fui su entrenador tres años seguidos en los que apenas perdimos”, recordó.
Julián López de Lerma ha ganado una liga con el Benjamín A de la campaña 15/16 y un Campionat Catalunya está última campaña, también con el Benjamín A. Además, con el Alevín B ganó la Azpeitia Cup, uno de los torneos más importantes de alevines de primer año. Respecto a esta última campaña al frente del Benjamín A, afirmó que “el balance ha sido bastante positivo. De antemano podía ser una temporada complicada, pero nos hemos llevado una sorpresa con la respuesta del equipo, que han entrenado a un nivel muy alto. Su rendimiento ha estado por encima de lo que esperábamos y se lo han ganado”, destacó orgulloso de su plantilla, que ganó el Campionat de Catalunya y el torneo de Can Rull en el que batieron al Real Madrid en la final, tras dejar por el camino al Barça, Celta y Córdoba. Además, fueron finalistas de un torneo internacional en Alemania en el que eliminaron a Bayern y Wolfsburgo. En liga quedaron segundos.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario La Grada

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

 
Última hora
Galerías de fotos
OLOT-ESPANYOL (0-4)
Encuesta del 22/09/2017

¿Le parece correcta la posición del club ante el momento que vive Catalunya?

60.7%
39.3%