Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

tres puntos que deben servir de punto de inflexión

Victoria ante un grande casi un año después

El último triunfo ante un equipo calificado así fue el pasado mes de enero contra el Sevilla (3-1)

Carlos Fanlo @Fanlillo
23/12/2017

 

Mostró su mejor cara el Espanyol tras varias semanas realizando un juego gris, tristón, sintiéndose débil en casi todas las facetas del juego, sobre todo en la defensiva. Hacía falta un volantazo y el Atlético se presentaba como el rival ideal para lograrlo: último partido del año, el agua al cuello y uno de los grandes equipos de la competición. Todo un reto, sin duda. Pero este equipo ha demostrado que se crece en los momentos más complicados y que tiene plantilla para estar mucho más arriba en la clasificación de lo que marca actualmente la tabla. Garra, pundonor, intentarlo hasta el final y no venirse nunca abajo son las herramientas que debe usar este equipo para engancharse a los puestos nobles, que es por los que realmente debe luchar y por los que se nos prometió que se pelearía.


Golpe sobre la mesa
Casi un año ha tenido que pasar para que el Espanyol vuelva a ganar a un equipo de los denominados grandes. Fue en la jornada 20 de la pasada temporada, el 29 de enero de este año ante el Sevilla (3-1). Desde entonces, dos derrotas ante el Real Madrid, dos ante el Barça, una ante el Atlético y un empate, el de la primera jornada de este curso, ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán.
Un resultado que sirve para calmar unas aguas que estaban enturbiadas, a punto de convertirse en un tsunami. El enfado de la afición se convirtió en vitores de alegría de los más de 19.000 espectadores presentes en el RCDE Stadium, una entrada más que respetable tratándose de un viernes en horas de peli y mantita. La afición volvió a sonreír junto al equipo, un binomio que debe ser clave para no perder el rumbo.

Posiciones clave
Uno de los puntos importantes que propició que el Espanyol disputara uno de los encuentros más completos del curso fue las posiciones en las que actuaron sus jugadores. La entrada de Óscar Duarte ha permitido al míster adelantar a un David López que ha encadenado dos encuentros seguidos en el mediocentro por vez primera desde que regresó al Espanyol, formando ayer un doble pivote con Javi Fuego para frenar las acometidas de un equipo poderoso en ataque como el Atlético. Darder, tirado a la banda derecha y con cierta libertad para irse hacia el centro, ejerció como el motor del equipo, con un Javi López por detrás que cuajó un muy buen encuentro. Una demostración de que, si las lesiones respetan al equipo y éste no se despista, tiene nivel para trabajar, y hacerlo bien, con cualquier variante táctica. Ante los colchoneros fue un 4-4-2 con ciertos parecidos al 4-3-2-1, sobre todo en la medular, que tan buen sabor de boca dejó en la primera parte del Gran Canaria. Y ya si los cambios te montan contraataques de libro como el que significó el tanto de la victoria, este equipo tiene mucho recorrido. Que no se quede en flor de un día y tenga continuidad en el tiempo tras un parón que llega en el peor momento. Por este tipo de subidones merece la pena ser perico.

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-BARCELONA (1-0) Copa del Rey
Encuesta del 19/01/2018

¿Confía en que el equipo logre el pase a semifinales de Copa del Rey?

44%
12.7%
43.3%