Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

las peticiones del técnico madrileño están tardando

Las razones del enfado de Quique Sánchez Flores

La falta de fichajes y la sombra del Villarreal sobre Gerard Moreno mosquearon al míster

Carlos Fanlo @fanlillo
13/08/2017

 

"No estoy muy contento, no estoy feliz”. Así de claro fue Quique Sánchez Flores tras el encuentro del pasado jueves ante el Nápoles. Y no se refería al partido en sí, en el que los italianos fueron muy superiores y así lo reconoció el preparador perico, sino a la situación actual del Espanyol en el mercado. Todo se está demorando más de la cuenta y, para más inri, la entidad blanquiazul ha temblado esta semana con la posibilidad de que el Villarreal se llevara a uno de los puntales del equipo, Gerard Moreno.
A falta de solo una semana para el primer encuentro liguero en el Sánchez Pizjuán, a Quique le faltan piezas del puzzle. La llegada de Naldo ha calmado un poco las aguas, pero no ha sido suficiente: faltan al menos tres fichajes. Otro central, un lateral zurdo y un extremo con gol han sido las peticiones del entrenador perico desde final del pasado curso, unas demandas que la dirección deportiva no ha logrado satisfacer. El principal objetivo para el eje de la zaga era asegurar la continuidad de Diego Reyes, algo que no se ha logrado y a estas alturas parece un imposible debido a las altas exigencias del Oporto y el poco líquido que tiene el Espanyol; la imposibilidad de traer al mexicano activo la opción Naldo, al que deberá acompañar un nuevo defensa central.
El lateral zurdo era otro de los puestos a reforzar ya que para dicha posición tan solo está Aarón Martín. Didac Vilà era el elegido e incluso la operación estaba cerrada, pero las trabas que puso el AEK, asegurando que le restaba un año más de contrato, impidieron su contratación. Aún así, su llegada puede producirse en un breve lapso de tiempo.
Y por el extremo, o incluso delantero, sonó con fuerza Lucas Pérez, pero el Espanyol nuevamente se encontró con el impedimento económico: el Arsenal exige diez millones de euros por el pase del internacional español y en ningún caso contempla una cesión. Además, la ficha del atacante es excesivamente alta. No ha sonado ningún nombre más para la parcela ofensiva, aparte de un Mariano que acabó marchándose al Lyon.

Sin sus peticiones
El entrenador espanyolista no ha visto saciadas sus solicitudes. “Hay que esperar a que acabe la semana”, admitió un Quique angustiado por la situación, en una rueda de prensa en la que le costó encontrar las palabras exactas para mostrar su desencanto sin que nadie se sintiera atacado. Y es que no solo da rienda suelta a su malestar ante los medios, como ya hizo tras el duelo frente al Hamburgo, sino que también lo ha hecho a la hora de poner en liza el equipo inicial en los dos últimos duelos, con Diop en el eje de la zaga por delante del central del filial Lluís López para cubrir la baja de David López. Tampoco hay que olvidar que un grupo de 12-13 futbolistas han sido los que más minutos han disputado en esta pretemporada, periodo en el que apenas han habido rotaciones, cuando justamente la preparación es para eso. Es cierto que ha habido muchas bajas y jugadores como Álvaro Vázquez y Hernán Pérez no pudieron jugar hasta el último amistoso de preparación, pero eso no quita que la decisión de poner en liza prácticamente el mismo once partido tras partido sea un claro mensaje de descontento.

Gerard, otro problema
Como si Quique no tuviera poco con la falta de refuerzos, el Villarreal se interesó en la vuelta de un Gerard que, por suerte, no quiere moverse. “Este tipo de situaciones miden bastante cuáles son los resortes y las respuestas de los club”, afirmó el entrenador, al que no le queda otra que confiar en que la entidad espanyolista haga los deberes. De momento, otra vez la historia del año pasado, cuando al final se tuvo que correr para cerrar la plantilla. El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. 

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-GETAFE (1-0)
Encuesta del 08/12/2017

¿Ha perdido la confianza en Quique Sánchez Flores?

59.1%
33.5%
7.4%