Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

una victoria que quita un peso de encima

El primer triunfo fuera llega en la novena salida

Son los peores números a domicilio desde el regreso del Espanyol a Primera en la temporada 1994-95

Carlos Fanlo @Fanlillo
09/01/2018

 

Tuvo que ser en la última salida de la primera vuelta. Era la última oportunidad para lograrlo, para maquillar una primera parte liguera a domicilio en la que los blanquiazules tan solo habían sumado cuatro puntos con empates en Sevilla, Villarreal, San Sebastián y Las Palmas. El Espanyol maquilló sus paupérrimos números como visitante ganando en La Rosaleda, campo talismán con el que continúa el idilio: seis duelos seguidos sin perder en el feudo malacitano. Gracias a esta victoria, el equipo suma ya siete puntos lejos del RCDE Stadium, y evita que sea mayor la puntuación lograda a domicilio durante las primeras difíciles salidas que después de ellas (tres puntos en las cinco primeras jornadas como visitante, cuatro en las siguientes). Aún así, dicho triunfo no tapa los malos números como visitante este curso: se han tardado nueve salidas ligueras en conseguir el primer triunfo fuera de casa, registros desconocidos desde que el Espanyol regresó a Primera División en la campaña 1994-95. Es más, los blanquiazules eran el único equipo de Primera y Segunda División que todavía no había ganado como visitante. El equipo, al menos, se quita esta losa de encima. Una mochila que, psicológicamente, pesaba en el cuadro perico.

Recuperación defensiva
Volvió a encadenar dos encuentros ligueros sin encajar el Espanyol, algo que hasta el momento no había ocurrido. Y aunque sea sufriendo, achicando balones, encerrándose y prácticamente renunciando al cuero, lo importante es que se consiguió un triunfo necesario que hace respirar a un equipo que esta campaña da una de cal y otra de arena. Que tiene la irregularidad por bandera. Para encontrar la última vez que el Espanyol encadenó dos jornadas seguidas dejando la portería a cero hay que remontarse al mes de abril del pasado año, cuando se venció a Alavés y Leganés por la mínima. Una de las fortalezas del pasado curso parece haberse perdido esta campaña. Y eso que la defensa tiene prácticamente los mismos integrantes.

Misma puntuación
Con el triunfo en La Rosaleda, el Espanyol iguala los 23 puntos que tenía a estas alturas la pasada campaña. Quique Sánchez Flores iguala así los números de su primera temporada en el banquillo blanquiazul, aunque las sensaciones no son las mismas. A este equipo se le exigía, tras una primera temporada en la que se acopló a la perfección, que diera un paso adelante que no ha llegado. Confiemos en que el punto de inflexión tan esperado haya sido el triunfo en Málaga.

Última hora
Galerías de fotos
¡GRACIAS POR TODO, GERARD!
Encuesta del 15/06/2018

¿Qué le parece la venta de Marc Navarro?

23%
22.4%
54.6%