Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

entrevista a Óscar melendo

“Ojalá me recuerden como el chico de Sant Adrià”

Reconoció que su mejor partido “ha sido en Valencia” y sus mejores minutos están siendo “en la derecha”

Jordi Luengo Jordi Luengo
14/04/2018

 

En un final de temporada poco ilusionante, Óscar Melendo ha irrumpido con fuerza. El descarado fútbol del joven canterano ha sido la mejor noticia de los dos últimos partidos. El único jugador del primer equipo que ha pasado por todas las categorías del fútbol base de la entidad, ha llegado a la elite para quedarse. Sabe que es difícil consolidarse, pero quiere seguir escribiendo esta bonita historia en blanquiazul que inició cuando solo tenía cinco años. El ‘14’ perico, criado en San Adrián del Besós, al lado de la Ciudad Deportiva Dani Jarque, se ha ganado a la hinchada perica a base de talento, chispa en su juego y sentimiento perico. Su estatura no está siendo ningún impedimento para que pueda ofrecer toda su calidad. 15 años después de que el Sant Gabriel lo descartara por su físico, el espanyolismo tiene otro jugador de esos que ilusionan y con los que los pericos se identifican.

Ante Alavés y Valencia tuviste un papel destacado. ¿Cómo te encontraste?
La verdad es que muy bien. Los compañeros me están ayudando y cada vez que salto al campo me encuentro más cómodo. Con mi chispa, último pase y conducción, que son algunas de mis características, intento hacerlo lo mejor posible para ayudar al equipo.

¿El encuentro ante el Valencia ha sido el mejor desde que eres jugador del primer equipo?
Seguramente sí. Todos nos encontramos muy bien sobre el césped. Nos hemos de quedar con el buen fútbol que practicamos, solo nos faltó el gol. En el descanso hablamos que si marcábamos pronto tendríamos opciones de ganar, pero éste se resistió y no pudo ser.

¿Qué esperas a nivel personal en este final de campeonato?
Seguir teniendo oportunidades. Si el míster decide que he de jugar, intentaré demostrarle que puedo tener un sitio en el equipo. Ojalá pueda seguir contando con minutos.

¿Qué significa el tener que pelear por un puesto con jugadores como Jurado, Granero, Piatti...?
Tengo muy claro que este año ha de ser de aprendizaje. He de fijarme en jugadores como ellos y otros compañeros que ya llevan bastantes años al más alto nivel. Intento aprender todo lo que puedo de ellos, aunque después en el terreno de juego también quiero sacar mis virtudes para aportar cosas al equipo.

Me dices que esta temporada es de aprendizaje. ¿Qué es más difícil, debutar en Primera División o consolidarse?
Debutar es muy complicado, ya que te obliga a hacerlo muy bien en el filial para que te llegue la oportunidad, pero consolidarse es más difícil. Actualmente en la plantilla tenemos grandes jugadores y esto hace que aún sea más difícil consolidarse en el once.

¿Y a nivel colectivo?
Hemos de intentar que el final de temporada sea lo mejor posible y que la afición, en estos partidos que nos quedan, tenga ganas de venir al estadio y estar al lado del equipo.

Sin grandes objetivos por los que luchar, para un joven que empieza, ¿los partidos en campos importantes como el Wanda Metropolitano o San Mamés son una motivación extra?
A todos nos gusta jugar en grandes campos como estos dos que me dices, pero yo prefiero hacerlo en Cornellà ante nuestra afición.

Te hemos visto jugar en varias posiciones del ataque, pero ¿en cuál te sientes más cómodo?
Este año he jugado de interior derecho, izquierdo y mediapunta, y en las tres me he sentido cómodo, aunque en la banda derecha es donde estoy ofreciendo mis mejores minutos en Primera División. Trabajo duro para demostrar que puedo estar en el once. En mis años en el fútbol base jugaba de medio centro, en el doble pivote, que era un poco extraño por mi estatura, pero poco a poco me fueron variando mi posición en el campo.

A quien ya has convencido de que debes jugar es a la afición que se ilusiona con tu juego. ¿Percibes ese cariño de la grada?
Sí, mucho. La afición siempre se ha portado de diez conmigo y espero seguir ofreciéndole goles como el que marqué ante el Barça durante mucho tiempo.

Muchos dicen que eres un jugador superdotado técnicamente. ¿Esto es una presión añadida?
No, para nada, aunque sé que, quizás, mis características son algo distintas a las de muchos compañeros. Me considero un futbolista rápido y que se mueve entre líneas.

¿En qué futbolista se fija Óscar Melendo?
Ahora mismo en los compañeros que tengo en la plantilla, como Jurado, Granero o Piatti, que tienen mucha calidad, pero también en los de arriba como, evidentemente, Gerard, y también en Sergio García y Baptistao. Cuando estaba en la cantera, durante los años que De la Peña estuvo en el club me fijaba mucho en él.

Desde tu debut, 20 de noviembre de 2016, ¿te ha cambiado mucho la vida?
No. Sigo siendo el mismo chico de siempre, que aprovecha el tiempo libre que tiene para pasarlo con su familia, novia y amigos de toda la vida. Me gusta estar con la gente que me quiere. No he cambiado nada.

Sigues viviendo en Sant Adrià, pero, ¿ahora te para la gente por la calle?
(Risas) No hombre no. Bueno, un poquillo más que antes. Estoy muy cómodo viviendo en mi barrio y además tengo la Ciudad Deportiva al lado. Mejor imposible.

A Dani Solsona, uno de los canteranos más grandes de la historia, se le conoce como el Noi de Cornellà. ¿Te gustaría ser recordado como el chico de Sant Adrià?
Me encantaría. Ojalá sea posible.

La gente del Espanyol sabe quién es Óscar Melendo, pero desde tu gol al Barça tu nombre tuvo más repercusión. ¿Qué significó ese tanto?
Fue una noche muy especial; sin duda mi mejor momento como futbolista y en el plano personal. Durante todos mis años en el fútbol base nunca había podido marcar en un derbi y ahora, en el año de mi debut con dorsal del primer equipo, pude estrenarme. Fue un momento increíble, ya que con ese gol les pudimos ganar después de muchos años.

Tu presencia en el primer equipo es la culminación del trabajo de cantera. ¿Orgulloso de haber ido quemando etapas?
Sí, porque no es fácil ir ascendiendo categorías. No ha sido nada sencillo llegar hasta arriba y he de reconocer que en alguna ocasión vi peligrar mi continuidad en el club, aunque por suerte, al final, siempre he podido seguir. El Espanyol es un club que trabaja muy bien la cantera, y no solo ha quedado demostrado con la apuesta por Aarón, Marc Roca, Marc Navarro y conmigo, que este curso tenemos dorsal del primer equipo, sino que para la próxima temporada también lo tendrán ‘Pipa’ y Álex López.

Tras casi toda una vida en el club, ¿Qué es el Espanyol para tí?
Lo es todo, ya que me lo ha dado todo. Aquí he crecido como jugador y persona. Me ha inculcado muchos valores como la humildad y el trabajo. Se lo debo todo al Espanyol. Al mes de irme del Sant Gabriel ya estaba en la Escuela del Espanyol y al año siguiente me incorporé al Prebenjamín. Llegué con solo cinco años.

Se ha hablado mucho de que el Sant Gabriel te descartó por tu físico. ¿Te ha perjudicado tu altura durante todos estos años?
Es obvio que mi físico no me lo ha puesto fácil, pero a base de esfuerzo, horas de gimnasio y ser fuerte mentalmente he ido superando las dificultades. Estoy contento de ser cómo soy porque así explotó mis características. La altura tampoco es un impedimento para jugar al fútbol y en la plantilla tenemos dos jugadores pequeños como Piatti y Jurado que llevan una gran trayectoria y mira dónde han llegado.

¿Has tenido que currártelo mucho en el gimnasio?
Sí, pero como todos los jugadores, aunque sí que es cierto que he tenido que poner más énfasis en trabajar el aspecto físico.

¿Cuántas veces has soñado con vivir todo esto?
Para que te hagas una idea, casi no pensaba ni en debutar con el primer equipo, aunque es el sueño de todo canterano. Muchas veces me costaba imaginarme en el campo 1 de la Ciudad Deportiva entrenando con los mejores.

Ahora que disfrutas de todo esto, ¿de quién te acuerdas?
De mis padres, hermanos, amigos y novia que me han ayudado mucho en los momentos difíciles. Les doy las gracias porque, en parte, es por ellos que ahora puedo estar aquí.

¿Recuerdas la primera vez que entraste en el vestuario del primer equipo?
Sí, fue después de la pretemporada del curso pasado. Me acogieron de una manera genial, demostrándome que esta plantilla es una familia. Seguramente me costó más adaptarme a jugar junto a ellos en el campo, ya que ahí sí que me causaban más respeto.

¿Quién te ayudó más?
No te puedo decir solo un nombre porque fueron todos los que facilitaron que mi integración fuera lo más cómoda y rápida posible.

Para acabar, ¿en que sueña Óscar Melendo ahora?
En consolidarme en Primera y en crecer con el Espanyol.

Última hora
Galerías de fotos
PRIMER ENTRENAMIENTO PRETEMPORADA 2018-19
Encuesta del 13/07/2018

¿Qué le parecen las nuevas equipaciones?

83.3%
5.3%
11.5%