Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

SEGUNDA PARTE ENTREVISTA

“Me operé, ya que no me imaginaba vivir sin fútbol”

“Llevar el’21’ en el Espanyol hubiera sido una presión y responsabilidad muy grande”, manifestó Sergio

Jordi Luengo Jordi Luengo
08/10/2017

 

La vida, a veces te da una segunda oportunidad. Y Sergio Sánchez la tuvo. A finales de abril de 2010, el canterano perico fue operado de una anomalía en el corazón. Tras estudiar todas las opciones posibles se decantaron por el doctor Sievers, de Hamburgo. El cardiólogo expuso la problemática. La operación de corazón era peligrosa y la vida del defensor corría peligro. Pero Sergio no lo dudó. Había que ser muy valiente para jugarse la vida en un quirófano, pero el defensa siempre ha reconocido que “no temí por mi vida”. Se operó por amor al fútbol. Al deporte que le ha dado tanto.

Nunca aceptaste la posibilidad de dejar el fútbol por esos problemas de corazón. ¿Esa ha sido una de las claves de que pudieras volver a jugar?
Sí, la principal. No me imaginaba vivir sin fútbol. Mi vida sin él hubiera sido como una playa sin agua. No sabría qué hacer. Buscamos mucho y encontramos la mejor opción.

Fue una apuesta muy arriesgada. ¿Qué pensaste en el momento en que te comunicaron que la operación ha salido bien?
Yo no nunca dudé de que saldría bien, aunque sabía que era arriesgada y me dio respeto firmar un papel antes de entrar a quirófano. Nunca tuve miedo, pero fue duro para mi familia y entorno. Mis padres no querían, estuvieron muchas horas sin saber nada, y por ellos lo pasé muy mal. No sé porqué, pero tenía la intuición de que iría bien. Pensaba que me iba a someter a una operación para poder seguir jugando al fútbol, no pensaba en lo que significaba, en los riesgos.

Muchos pericos pensaban que por todo lo que te sucedió, tu relación con Jarque y porque siempre has llevado el ‘21’ eras el candidato ideal para hacerlo aquí. ¿Te hubiera gustado?
Mucha gente me lo pidió. Siempre que salgo al campo me pongo la mano izquierda en el hombro y pienso en mi familia y en él. Cuando me operé no había pasado mucho tiempo de su desgracia, y me lo tomé como una posibilidad que me daba la vida. Me sigue costando hablar de Dani. Creo que hubiera sido un peso y una responsabilidad muy grande. Además, en el campo tenemos un parecido y no sé si hubiera sido bueno para su gente. Prefiero seguirlo llevándolo en silencio como lo hago.

¿Tu operación sigue siendo un caso único?
Sí, fue la primera vez que en una dolencia así, sin poner nada artificial, se solucionaba un defecto de la válvula y funcionaba al 100%. Es un caso que se ha llevado a Congresos y se sigue estudiando para que en futuras dolencias de este tipo no tener que cambiar la válvula. Con mi caso, ya hay un precedente de que la operación es un éxito, incluso para competir a alto nivel. Espero que en el futuro las personas que tengan este problema puedan seguir teniendo una vida normal, sin prótesis, pastillas, válvulas… como es mi caso. Si todo lo que he vivido sirve para ayudar en futuros casos, estaría encantado.

* El resto de la entrevista la podrás leer en nuestra edición papel del lunes 9 de octubre

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-GETAFE (1-0)
Encuesta del 08/12/2017

¿Ha perdido la confianza en Quique Sánchez Flores?

61.5%
31%
7.5%