Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

el equipo volvió a mostrar su cara más amable

Y más de diez años después los blancos caen

El Espanyol venció al Real Madrid en un momento impensable para dar la machada

Carlos Fanlo
28/02/2018

 

Llegaba el Espanyol de disputar hace cuatro días -¡solo cuatro días!- uno de los encuentros más pobres de la temporada. El duelo ante el Real Madrid no venía en el mejor momento debido a las sensaciones dejadas por el equipo en Riazor, pero lo encaraba con ganas de hacer algo grande. En una campaña plagada de sensaciones encontradas, este equipo ya nos ha demostrado en varias ocasiones que es capaz de lo mejor y de lo peor, y frente los blancos nos ofreció su cara más amable. Esa en la que planta batalla a cualquiera que se le ponga delante. La que hizo a Atlético y Barça morder el polvo en el RCDE Stadium tras tutear a dos de los mejores equipos del mundo. Esa que queremos ver cada domingo, independientemente del rival que haya enfrente; si así fuese cada partido, probablemente los pericos estaríamos soñando en cosas más importantes y agradables de las que podemos llegar a pensar hoy.
La victoria ante el Real Madrid llegó en el momento menos esperado, pero más necesario. No sumar de tres podía meter al equipo en problemas y hubiera convertido el duelo del próximo domingo en el Ciutat de Valencia en una final por escapar de abajo. Tras mucho decirlo después de este tipo de encuentros y esta clase de victorias, confiamos en que esta vez sí que se haga realidad y el gran triunfo espante los fantasmas aparecidos tantas y tantas veces.
Más de diez años han tenido que pasar para volver a ganar al Real Madrid. La última vez, un 20 de octubre de 2007 por dos goles a uno con dianas de Riera y Tamudo. Durante todo este tiempo, el cuadro blanco ha visitado al Espanyol en diez ocasiones y los pericos solo han sido capaces de arrancar un empate, el sumado en la temporada 2012-13 con gol de Stuani (1-1).

Fin a la mala racha
Volvió a ganar el Espanyol. Lo hizo ante el rival menos esperado para acabar con una mala racha, la peor de la campaña, que se alargaba hasta las siete jornadas sin ganar. Siete partidos en los que el Espanyol mostró un juego inoperante y sin alma, como si el equipo todavía estuviera por hacer. Un fútbol, si así se puede llamar, en el que existía una premisa, esa con la que titulamos la crónica del empate bañado en oro -porque lo extraño fue que el equipo no cayera ante el Depor- logrado en Riazor: miedo a perder.
Athletic (1-1), Sevilla (0-3), Barça en la vuelta de los cuartos coperos (2-0), Leganés (3-2), Barça de nuevo, esta vez en competición liguera (1-1), Celta (2-2), Villarreal (1-1) y Deportivo de la Coruña (0-0) son los rivales que forman la mala racha que el equipo ha roto. Una etapa en la que tan solo se salvan los dos duelos ante el rival ciudadano, porque lo demás ha dejado mucho que desear. Únicamente actuaciones individuales han salvado los muebles de unos partidos en los que ni el equipo ni el entrenador han sabido encontrarse, algo que sí sucedió ante los de Zinedine Zidane. Las piezas encajaron a la perfección, el equipo funcionó como todos queremos que lo haga y el Espanyol le volvió a ganar al Real Madrid más de una década después en uno de los días más fríos del año en el que el nuevo ídolo blanquiazul, Gerard, nos calentó a todos.

Última hora
Galerías de fotos
¡GRACIAS POR TODO, GERARD!
Encuesta del 22/06/2018

¿Renovará su abono a pesar de la subida de precio?

41.2%
49.1%
9.7%