Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

ENTREVISTA JAVI LÓPEZ

"Las lesiones me están penalizando mucho”

El día que cumplía 200 partidos en Primera, el 27 de agosto, se lesionó y no ha vuelto a jugar

Jordi Luengo Jordi Luengo
13/11/2017

 

El 27 de agosto, después de empezar el campeonato de titular tras un verano duro en el que estuvo entrenando para recuperarse de unos problemas en los isquios, Javi López se lesionaba ante el Leganés. Desde ese día, el capitán blanquiazul no ha vuelto a disputar ningún minuto. En los dos últimos años no ha tenido suerte con las lesiones, pero ahora ya está a disposición de Quique e ilusionado con volver a jugar. Sabe que el puesto está caro, pero no es de los que se cruza de brazos a verlas venir. Aprieta los dientes y trabaja fuerte para estar preparado cuando llegue su momento. Sueña con retirarse aquí, pero adelanta que no será de cualquier manera.

Tras mucho esfuerzo por estar en el once en el inicio de liga, en la segunda jornada caíste lesionado. ¿Cómo te encuentras?
Físicamente muy bien. Estaba ilusionado con el inicio de campeonato. Acabé contento del juego realizado en el estreno en Sevilla, pero en el siguiente, en un día muy importante para mí, ya que cumplía 200 partidos en Primera con el Espanyol, sufrí una nueva lesión que me sacó del equipo. He estado casi dos meses lesionado y ahora, tras varias semanas entrenando con el equipo, estoy a disposición del técnico.

Menudo contratiempo, después del verano que pasaste, ¿no?
Pues sí. Las lesiones forman parte de nuestra profesión y hay que aceptarlas. No tuve vacaciones al acabar la temporada, ya que me quedé recuperándome para intentar llegar al mismo nivel que mis compañeros al inicio de pretemporada. Cuando te sucede algo así no queda otra que aceptarlo y sobreponerte. Estas situaciones te preparan para la vida, puesto que no todo es un camino de rosas

Hasta el año pasado casi no habías tenido problemas físicos. ¿Te están matando las lesiones en estas dos últimas ligas?
Siempre me habían respetado, pero en estos dos últimos años me están penalizando mucho de cara a poder estar disponible para el técnico. El curso pasado tuve dos que me dejaron bastante tiempo fuera del equipo, la de los tendones y la del recto anterior, y ahora con esta de los isquios ya llevo más de dos meses.

Estos problemas ya quedan atrás y estás para competir. ¿Te habías encontrado alguna vez con tanta competencia por un puesto?
No. Es una situación nueva para mí. Nunca me había encontrado compitiendo con tantos compañeros por un puesto. La competencia hace mejorar al grupo, pero cuando te encuentras en una situación como ahora, que somos varios por una posición, es complicado. Hay veces que el técnico está probando el equipo y alguno se ha de quedar fuera. Como profesional a nadie le gusta vivir una situación como esta, pero hay que aceptarla y prepararse para aprovechar tu momento cuando te llegue.

Alguien acostumbrado a jugar un importante número de partidos por temporada, ¿cómo se adapta a una situación como esta?
Es complicado, pero no puedes venirte abajo ni enfadarte. Solo te queda trabajar al máximo en los entrenamientos para intentar revertir tu situación. Hay que apoyar al equipo desde fuera, respetar a los compañeros que están jugando y revelarte ante esta circunstancia para dejar claro en los entrenamientos que mereces tener una oportunidad. Todos tenemos un objetivo común como grupo, que es acabar lo más alto posible, y después otro individual, que es disputar el mayor número de partidos posible.

¿Con una plantilla de 25 jugadores hay el riesgo de que algunos se puedan descolgar?
Es la primera vez que me encuentro en una situación como esta y cuando un equipo está solo en dos competiciones siempre se comenta que se puede producir algún caso. En el vestuario intentamos que todos estén bien, independientemente del protagonismo que tengan en el campo, después ya depende un poco de la manera de ser de cada uno. Somos profesionales y hemos de dar lo mejor, y después el técnico ya decidirá.

Hablando del equipo, ¿cómo está el vestuario tras la dura derrota ante el Alavés?
Muy cabreado. Somos los primeros que hemos hecho autocrítica y estamos trabajando para que esto no vuelva a suceder. En Primera División puedes ganar o perder contra cualquier rival, pero en nuestros planes estaba conseguir los tres puntos en Vitoria. Fuimos con la ilusión de ganar y meternos en una zona de la tabla que nos permitiera mirar hacia arriba. Por todo esto la derrota duele más. Este equipo siempre se levanta y el próximo domingo ante el Valencia volverá a competir como siempre.

Tras un palo así, ¿qué es mejor, jugar lo antes posible o tener un parón para corregir errores?
El futbolista lo que quiere es jugar siempre. Estos parones tienen que hacerse, pero nosotros queremos competir lo antes posible. Y más cuando pierdes, ya que sino el debate se alarga más en el tiempo. De todas maneras, estos días sirven para mejorar situaciones y potenciar aspectos en los que hemos fallado.

El año pasado ganábamos a los conjuntos teóricamente inferiores y nos costaba mucho, o era imposible, puntuar ante los mejores. Una situación que está cambiando este año…
Para empezar soy de los que piensa que no hay dos ligas iguales. No me gusta hacer comparaciones con otras temporadas, ya que cambian muchas cosas: hay equipos que evolucionan, otros que se estancan, también están los que empeoran y, además, hay entrenadores y jugadores nuevos… Siempre solemos mirar estadísticas, ya que somos muy resultadistas, y, aunque está bien tener algunas referencias, tampoco hay que comparar un año con otro. En el vestuario sentimos que hemos evolucionado respecto al curso pasado. Nos hemos de hacer fuertes en casa y no renunciar a puntuar en ningún campo.

El fútbol es una montaña rusa de sensaciones y ahora la afición perica está en un momento bajo. ¿Ganar al Valencia significaría una gran inyección moral para todos?
Sí, pero no por ser uno de los equipos revelación y uno de los tres invictos, sino por el hecho de conseguir la victoria. Ganar es lo que nos da la felicidad y si lo hacemos ante un gran rival como el Valencia servirá para reforzar más lo que estamos haciendo.

¿La renovación de Gerard es la mejor noticia que podía tener el espanyolismo tras la desilusión por la derrota en Vitoria?
Para mí es un gran acierto. No le voy a descubrir ahora. Gerard es un jugador muy joven que ha estado en las preconvocatorias para la selección absoluta. Es un gran goleador y, encima, es perico. El club tiene un gran activo con él y para la afición es muy importante que haya hecho un esfuerzo por seguir aquí. No ha tenido ninguna duda en apostar fuerte por el Espanyol.

Y tras la renovación de Gerard, ¿hay que hacer un esfuerzo por Pau López?
El club tiene que jugar sus bazas y Pau pensar que es lo mejor para él. Es un jugador joven, con mucho futuro y el club debe valorar bien como ha de actuar en este caso.

Lo que está claro es que si quieres crecer y tener un proyecto atractivo, tus mejores canteranos deben seguir en el equipo, ¿no?
Sí, sin duda porque las señas de identidad de un club son lo más importante. En nuestra plantilla tenemos un grupo considerable de jugadores canteranos, que siente estos colores, y otros que han venido de fuera y se han implicado y adaptado perfectamente. Hay activos intangibles que no se pagan con dinero, como el cariño y la implicación, y es muy importante potenciarlos para crecer.

El club los está potenciando un poco con la vuelta de muchos canteranos. ¿Cómo te sientes en una plantilla con tanta gente de la casa?
Genial. Es que los conozco a todos. Con Dídac me fui un par de veranos de vacaciones, con Darder recuerdo que hice un par de pretemporadas con el primer equipo, con David López jugué en el filial y en el primer equipo… Son jugadores que han vivido muchísimas cosas y que han demostrado tener un gran nivel. Es para destacar que estos jugadores, que sienten nuestros colores, prefieran volver a jugar en el Espanyol en lugar de estar ganando más dinero en otros sitios.

¿Tus 200 partidos con el Espanyol en Primera son todo un ejemplo para todos ellos?
Tras llegar para jugar en el filial, me enorgullezco mucho de haber alcanzado esta importante cifra, aunque he de reconocer que no ha sido nada sencillo. He sobrevivido a una crisis que ha atravesado el club en los últimos años, que se ha llevado a muchos jugadores por delante y lo he hecho jugando en una posición complicada. Siempre he dicho que mi sueño es retirarme aquí, pero tengo claro que no será de cualquier manera. Y si un día debo salir, tendré que hacerlo. Para mí es una bendición llevar esta camiseta, pero lo que quiero es jugar. Soy un apasionado del fútbol y me gustaría poder seguir disfrutando de él mucho más tiempo.

Como enamorado al fútbol y sin pretender retirarte aún, ¿tienes el gusanillo de entrenador?
Es verdad que es algo que me tira y no lo descarto, pero aún lo veo muy lejano. De momento ya tengo los dos primeros niveles y en diciembre empezaré el nacional.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario La Grada

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

 
Última hora
Galerías de fotos
Running 1900
Encuesta del 17/11/2017

¿Cree que Sergio García debería ser titular habitualmente ante la falta de gol del equipo?

44.5%
8%
47.4%