Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

CRÓNICA ESPANYOL-BETIS (2-1)

Una genialidad de Reyes propicia una remontada con sabor europeo

El Espanyol tiró de casta y orgullo para darle la vuelta a un partido que se complicó tras un inexistente penalti en contra

Jordi Luengo Jordi Luengo
31/03/2017

 

La calidad decide partidos y este equipo tiene algunos futbolistas de muy buen pie. José Antonio Reyes, que no está para completar un partido pero sí para decidirlos, sacó a relucir su clase para confirmar la remontada y permitir seguir soñando. El de Utrera, que saltó al campo algo picado por los pitos de los seguidores béticos, se vengó deportivamente y con un golazo en el descuento tapó las bocas verdiblancas, hizo estallar la euforia en las gradas de Cornellà y confirmó que le tiene tomada la medida al conjunto bético. Los blanquiazules no completaron un buen partido y quizás no merecieron ganar, aunque tampoco perder por un grave error de González González. Pero cuando todo pintaba muy mal a falta de cinco minutos, tiró de casta. Sacó todo su orgullo, apretó para seguir en el tren europeo y apareció un genio del balón. Una remontada que es una inyección de moral y confianza para las nueve finales que aún quedan.

Salida muy intensa
Quique salió con todo. No tenía más remedio, ya que el triunfo era innegociable para mantener viva la esperanza europea. Y el inicio del partido fue prometedor. Los blanquiazules salieron con la quinta marcha, con un ritmo muy alto y en el primer minuto ya pidieron penalti por un posible agarrón sobre Caicedo. Las sensaciones eran positivas, pero faltaba algo. Había tantas ganas de inaugurar en el marcador que se pecó de precipitación y eso hizo que no se viera un buen fútbol.
Tras un aviso de Brasanac, Piatti no llegaba por poco a una asistencia de Jurado, mientras que Víctor Sánchez intentaba sorprender a Adán con un remate desde fuera del área que el guardameta desviaba a córner. Y precisamente en el saque de esquina, los blanquiazules volvieron a pedir penalti por un agarrón, está vez más claro, de Sanabria sobre Víctor Sánchez. Una acción tonta, pero que debió ser penalizada. González González empezaba su cadena de errores.
El partido era intenso, aunque las ocasiones de gol se resistían, en parte, por las imprecisiones en los últimos pases. Las pérdidas de balón eran continuas. Costaba hacerse con el esférico y faltaba un poco más de pausa en el centro del campo. Los dos equipos demostraron que habían preparado muy bien el partido y tenían muy estudiado al rival. Y cuando se prioriza el orden, se pierde fluidez. Además, Gerard se veía obligado a retrasar su posición, realizando un trabajo impagable, pero que le impedía llegar a posiciones de remate debido a la gran verticalidad del juego.

Regreso dubitativo
La vuelta tras el descanso nos dejó un Espanyol cohibido al encontrarse a un rival que se hizo con el control del esférico, aunque sin profundidad, que les obligaba a correr tras el balón. Los pericos estaban espesos. Víctor Sánchez del Amo le estaba ganando la partida a Quique, pero el técnico espanyolista reaccionó a tiempo dando entrada a Melendo y Reyes, con lo que el equipo tenía más opciones de sorprender.
Sanabria daba un gran susto con un remate alto, al que respondió Diego Reyes con un cabezazo picado y obligó a Adán a emplearse a fondo. La sensaciones no eran muy positivas y todo podía pasar. Y sin ningún jugador que asumiera protagonismo, el colegiado lo quiso acaparar al señalar un injusto penalti que no tiene explicación. Rubén Castro transformó la pena máxima y echaba al Espanyol del tren europeo. Pero esta plantilla ha dejado claro que luchará hasta el final. Y así fue. A tres minutos para la conclusión, Javi Fuego la rompió al fondo de las redes y daba esperanzas. Cornellà rugió y el equipo se creció. Quedaba el descuento y éste fue mágico. Reyes asumió responsabilidades y con un derechazo quitó las telarañas de la portería y permitió seguir soñando.

1 Comentario
01

Por Rafel Urpi 10:18 - 01.04.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Partido malísimo (de los peores vistos en casa), pero resultado muy bueno. Ahora que J. A. Reyes se va al fútbol chino... resulta que "abre el tarro de las esencias".

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-GETAFE (1-0)
Encuesta del 08/12/2017

¿Ha perdido la confianza en Quique Sánchez Flores?

59.1%
33.5%
7.4%